El caso de Pepe le Pew: ¿Estamos viviendo una cultura de cancelación?

Seguramente usted ya debe estar informado de las controversias de la nueva Space Jam: A New Legacy (2021) película próxima a estrenarse, cinta rodeada de polémicas pasando desde el cambio de imagen de Lola Bunny a una figura menos sexualizada, (acción justificada ya que después de todo se trata de un filme para niños) a la más ultima de ellas con Pepe le Pew como principal protagonista de la misma, y es que su ausencia dentro de las figuras icónicas de las caricaturas participantes de la cinta no paso desapercibida. The Wollywood Reporter informó que Warner Bros no tiene contemplado utilizar al personaje ahora, o en los próximos proyectos de la misma.

Imagen 1: Una imagen de compara a Lola Bunny en las dos versiones diferentes de Space Jam.

Fuente: Vandal.com

Se sospecha que esta acción obedece a la columna publicada por Chales M. Blow en The New York Times, en la que sostenía que Pepe Le Pew ha normalizado la cultura de la violación (Arros, F. 2021), denuncia que motivaría a Warner Bros y HTM a no contemplar la inclusión de este personaje de ahora en adelante.

De la misma manera el columnista Blow, también estaría en contra de la figura de Speedy Gonzales por considerarla como un estereotipo a la cultura mexicana, representada sobretodo por el resto de amigos más aletargados cuya imagen se asemeja mucho a la de alguien en estado de ebriedad contribuyendo al preconcepto norteamericano de que los mexicanos son lentos y alcohólicos (dw.com, 2021).

Bajo la convicción de que toda forma de racismo o agresión debe de ser erradicado de la cultura, especialmente de la cultura infantil, el mencionado columnista continuara con su cruzada en contra de estas imágenes icónicas e inapropiadas de la cultura popular. Y es que estos dos últimos personajes solo serían unos exponentes más del fenómeno denominado como “La Cultura de Cancelación”, fenómeno reconocido y criticado por importantes figuras académicas como Noam Chomsky, Salman Rhusdie y otros 148 importantes intelectuales (Delgado, J., 2020).

¿Qué es la Cultura de Cancelación?

Todo surge por la acción inapropiada de un personaje reconocido, quien dice o hace algo ofensivo o polémico y que desencadena una reacción y clamor popular que busca la “cancelación” de su persona y/o la perdida de su reputación a través de boicots a su labor profesional, pedir que su exclusión de la institución en la que trabaja, acosar a sus familiares y demás.

La cultura de la cancelación, la nueva variante del escrache

Imagen 2: Representación de lo que es una cultura de cancelación.

Fuente: Clarin.com

Este tipo de campañas en contra de alguien o de algo, se producen principalmente en las redes sociales, siendo las plataformas de Twitter o Reddit las mas utilizadas para este fin, y es que en estos tiempos de inmovilización social es mucho mas frecuente encontrar personajes que saltan a la acusación y escrutinio publico por un simple tweet o video viral, encontrándose con todo un público de cibernautas, quienes amparados por lo que consideran justo, toman la tarea de tratar de eliminar o “tumbar” el perfil de la persona en base a denuncias personales acusándolo de múltiples faltas en contra de la red social o de algún usuario.

Nosotros somos parte de la Cultura de Cancelación

Es justo y necesario reconocer que su servidor también se ha unido a este tipo de intentos de silenciar a alguien por las opiniones expresadas, algunas de estas, en canales de alcance nacional como lo es Beto Ortiz en Willax.tv. Quien escribe se ha visto participando en muchas campañas virtuales convocadas por los internautas a fin de tumbar sus redes sociales, con la meta de afectar o al menos disolver alguno de los medios de comunicación de este personaje trágico de nuestra televisión. Todos estos eventos han sido por demás infructuosos y el periodista en cuestión sigue conservando sus perfiles y redes virtuales hasta la fecha en el que fue escrito este artículo.

Otro hecho que ejemplifica la cultura de cancelación es la que fue provocada por una streamer llamada Namie “La Japeruana” Kamitani, quien continuaba laburando en pleno tiempo de las protestas multitudinarias en contra de la presidencia de Manuel Merino el año pasado. La Japeruana tuvo el desatino de minimizar las muertes de Brian Pintado e Inti Sotelo adjudicando el argumento de que “todos los días mueren personas”, lo que provocó la natural ira de la mayoría de jóvenes quienes todavía se sentían ofuscados por los sensibles fallecimientos de los chicos durante las manifestaciones. Y aunque la streamer realizó disculpas públicas por su desatinado comentario, hubo quienes realizaron llamamientos y convocatorias a los peruanos a fin de que denuncien su perfil de Facebook, para que su cuenta quede cancelada o eliminada, limitando así su labor como creadora de contenidos. Intentos que también no tuvieron ningún resultado.

Imagen 3: Fragmento de la polémica transmisión de»La Japeruana».

Fuente: StarsGamers.com

Otras grandes controversias

Los orígenes de esta practica de La Cultura de Cancelación, como tal, se puede originar a los miembros participantes de la comunidad virtual #blacktwitter, como practica de censura a cualquier apoyo a figuras que se vean envueltas en escándalos de agresión. Uno de los casos mas recientes y primigenias de esta practica fue en contra de Bill Cosby luego de que en 2015 Hannibal Buress lo acusara públicamente de ser un violador, el caso capto la atención de las multitudes, por lo que muchas víctimas comenzaron a declarar públicamente sus experiencias, años mas tarde y luego de perder gran parte de las empresas que lo apoyaban, Cosby fue declarado culpable en un juzgado.

Así al descubrirse a demás personalidades envueltas en casos de agresiones sexuales los usuarios de las redes sociales realizaban una serie de acciones con el fin de boicotear las carreras de lo implicados, dejando de comprar sus producciones y elevando peticiones de censura a las marcas que los auspician, bajo la amenaza de implicarlas también con los actos de boicot.  

Lamentablemente, no hay nada que un buen equipo de relaciones publicas no pueda solucionar no importando la gravedad de la falta, en muchos casos como Kevin Spacey acusado de agresión sexual a menores o el caso de J.K. Rowling y sus declaraciones que fueron tildadas de homofóbicas, estos personajes, aunque estuvieron bajo ciberataques para ellos no dejan de ser solo una ola de críticas que no tienen mas consecuencias que la de una pasajera incomodidad. E incluso a veces también puede ser considerado algo positivo para ellos, ya que la victimización en estos casos hace que se eleve la simpatía con la persona y produce que otro bando surja dispuesto a defender a la figura en cuestión. Como paso con el caso de un disco llamado ¿Dónde jugarán las niñas? (1997) de la banda Molotov, la portada de álbum que levantó una serie de comentarios negativos, lo que causo que el resto de personas salieron a defender la producción de la banda y elevar sus ventas (Silva, s.f.).

Imagen 4: Una imagen de la Portada del álbum de Molotov.

Fuente: MONTERREYROCK.COM

Otros personajes animados también envueltos en la polémica

  • Apu (Los Simpson)

Apu Nahasapeemapetilon es uno de los personajes más reconocidos de los Simpson, él es un inmigrante Indio dueño de la tienda Kwik-E-Mark en la ficticia ciudad de Springfield, este personaje desde su aparición en la serie ha participado de múltiples episodios polémicos por representar muchos estereotipos de su lugar de nacimiento.

Siendo así que, en el 2017, un comediante indio estadounidense Hari Kondabolu presentó un documental llamado “El problema de Apu”, en el que muchos actores y escritores indicaron que el personaje reflejaba muchos prejuicios raciales. Lo que provocó que se tenga un mayor cuidado con el uso de la historia en torno al personaje. (Brito, 2021)

Imagen 5: Una imagen de Apu y el dios Indio Ganesha.

Fuente: Star.tv

  • Pucca (Pucca)

A raíz de la controversia por la exigencia de la cancelación de Pepe Le Pew, varios usuarios en las redes sociales han elevado su voz de protesta exigiendo que se mida con la misma vara también a los personajes femeninos de las caricaturas que promuevan la cultura de acoso.

Según informo el Heraldo de México (2017) una considerable cantidad de individuos habría peticionado la cancelación de este personaje a la cadena Jetix, canal de programación infantil que emitió esta serie por primera ve en 2006. La mayor parte de la controversia se fundamentaba en el hecho que la protagonista Pucca se caracterizaba por acosar a Garu, y tratar de seguirlo en todas sus actividades favoritas, a veces tratando de sabotear los eventos en los que ella no estuviera invitada.  

Imagen 6: Meme popularizado luego de la cancelación de Pepe le Pew.

Fuente: WikiSeba/Twitter

  • Johnny Bravo (Johnny Bravo)

Otro de los personajes envueltos por la crítica, acusado de ser sexista y representar muchas de las concepciones mas machistas de la industria. Varios televidentes de su show en ese entonces niños, ahora como adultos realizan una serie de comentarios en contra del contenido y mensaje de la serie protagonizada por el rubio narcisista.

Aunque esta caricatura tiene un hecho aliciente, se da en un capitulo en el que Johnny, después de una serie de eventos, se ve convertido en una mujer, teniendo que lidiar con el acoso callejero que el mismo llevaba a cabo con otras mujeres anteriormente. Durante el transcurso del episodio es posible notar un cambio en la psique del personaje, por lo que decide adoptar una actitud distinta hacía esta practica callejera. Al menos en este episodio se puede decir que el buen Johnny ha aprendido la lección.  

Imagen 7: Fotograma del episodio en el que Johnny Bravo es transformado en mujer.

Fuente: DeMemoria.com

Aunque muchos creen que la cultura de cancelación es reciente o propia de esta “generación de cristal”, lo cierto es que la censura de contenidos no es una actividad reciente, durante uno de los episodios mas oscuros de la iglesia (siglos XV y XVI) se quemaban libros o producciones que se consideraran que iban en contra de la palabra de Dios. Han quedado registrados demandas colectivas buscando restringir la edad permitida en la que los niños pueden jugar videojuegos o al menos editar el contenido de los mismos (El Español, 2016). Las caricaturas o series antiguas también han visto cancelados o censurados sus contenidos como por ejemplo Betty Boop con su episodio “Red Hot Mamma”, acusado de contener elementos blasfemos y promover el contenido racista.

Claro, esto no significa que mensajes oscuros u el humor negro hayan sido erradicados de las series de animación, solo han encontrado nuevos formatos actuales de los cuales apoderarse, las series para adultos cada día ganan más terreno en plataformas como Netflix o canales de televisión como Comedy Central.  

Imagen 8: Bojack Horseman y otras animaciones para adultos de la plataforma Netflix.

Fuente: Geekno.com

Seguramente a muchos de ustedes al igual que a este servidor les ha molestado la exclusión de Pepe Le Pew de la última película de Space Jam, y que al menos todo parece indicar que no volveremos a ver al carismático zorrillo en mucho tiempo. Tal vez usted es alguna de esas personas que elevo el grito al cielo en contra de esta censura sistemática e indiscriminatoria, pero no se preocupe hay algo que nosotros podemos hacer para evitar este escenario, dejar de participar nosotros mismos de esta Cultura de Cancelación.

Admitámoslo, nos dejamos llevar por el argumento ciego de querer cancelar todo aquello que nos incomode, que nos enfurezca o todo aquello que sea diferente a lo que creemos. En lugar de ignorar aquello que tanto nos disgusta buscamos la forma de eliminarlo, de que deje de estar disponible para aquellos verdaderos seguidores de este tipo de contenido o mensaje. Vamos andando con el falso y ciego argumento de que lo que hacemos es lo mejor para todos

Así que la próxima vez, le insto a volver a considerar si la denuncia que se vaya a efectuar a alguna de las paginas obedece legítimamente a una falta que deba de sancionarse, o tal vez solo se trata de un intento nuestro por tratar de desaparecer aquello que no controlamos y que en realidad no queremos volver a ver. Como se ha tratado durante el artículo en cuestión, vivimos en tiempos en los que casi cada cosa nueva que sale va a ser criticada y tratada de ser censurada por el resto de personas así que lo menos que podemos hacer es no continuar por este tipo de campañas o cruzadas a fin de “tumbarse” algo o alguien, la diferencia de opiniones contribuye y nutre el sano debate, como dijo alguna vez Apu, uno de los personajes censurados, vive y deja vivir.

Referencias:

Arros, F. (2021). Definitivo: Pepe Le Pew no está contemplado para el futuro de Warner Bros. Recuperado de: https://www.latercera.com/mouse/definitivo-pepe-le-pew-no-esta-contemplado-para-el-futuro-en-warner-bros/

Brito, A. (2021). Por Inapropiados: Dibujos animados clásicos cancelados. Recuperado de: https://www.concierto.cl/2021/03/por-inapropiados-dibujos-animados-clasicos-cancelados/

Delgado, J. (2020). ¿Qué es la cultua de cancelación? La nueva práctica de moda en la ultraizquierda. Recuperado de: https://www.abc.es/cultura/abci-cultura-cancelacion-practica-moda-ultraizquierda-202007101339_noticia.html

Dw.com (2021) Columnista de New York Times pide cancelar a personades de Looney Tunes. Recuperado de: https://www.dw.com/es/columnista-del-new-york-times-pide-cancelar-a-personajes-de-looney-tunes/a-56810628

El Español (2016). Las demandas y polémicas mas sonadas de los videojuegos. Recuperado de: https://www.elespanol.com/videojuegos/20160208/100740147_0.html

Silva, D. (SF) BIENVENIDA LA CULTURA DE LA CANCELACION. Gob.mex. Recuperado de: https://www.tierraadentro.cultura.gob.mx/bienvenida

Jul Axel Quispe Incarroca

Estudiante de la Escuela Profesional de Psicología en la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco. con Certificados en cursos de competencias de empleabilidad y liderazgo por el Campus Virtual Romero. Estudios de formación de Interprete de Lengua de Señas Peruano por la plataforma virtual de PsicoUne. Fui voluntario del Centro de Emergencia Mujer en la Comisaría Distrital de Santiago, Cusco. Aficionado a la lectura, y ahora como escritor de este publicaciones no puedo evitar recordar las palabras de H.L. Mencken (1953) "vivir la vida de los reyes."

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *