Introducción a los videojuegos

En la actualidad los videojuegos representan la puerta de entrada a las TIC, los niños adquieren la capacidad de desarrollar habilidades sociales, el interés por la tecnología y el dominio de entornos virtuales (Belli et al., 2013). 

            “Jugar con videojuegos implica poner en marcha muchas de nuestras capacidades y habilidades, necesitamos concentración, atención, control y mucha, pero mucha emoción” (González, 2006).

Antecedentes históricos

Uno de los primeros juegos desarrollados fue el hecho por Alexander S. Douglas en 1952, el cual era una versión computarizada del tradicional tres en raya. Este ejemplo emplea un sistema de coordenadas computarizadas, que se emulaba sobre un ordenador primitivo. En 1958, William Higginbotham creó un programa que podría calcular la trayectoria de un vector, y junto a un osciloscopio fue empleado para realizar un simulador de tenis de mesa. Años después, un estudiante de ITM creó un juego que empleaba los mismos fundamentos teóricos sobre los vectores para realizar un juego gráfico, “SpaceWar”; este juego permitía la interacción de dos jugadores que controlaban la dirección y velocidad de dos naves espaciales que luchaban entre sí.

En ambos ejemplos se demuestra que la invención de los videojuegos está relacionada con los fundamentos matemáticos, puesto que se requieren conocimientos teóricos para lograr finalizar su desarrollo. Así mismo, algunos títulos contribuyen en el enriquecimiento de los conocimientos y agilidad mental de los usuarios sin perder el enfoque lúdico (Serna-Rodrigo & Cardell, 2017).

LAS MATEMÁTICAS DE LOS VIDEOJUEGOS. ECUACIONES LINEALES | El Pixel  Amplificado

Los videojuegos y la educación

Tradicionalmente se considera que los videojuegos pueden ser perjudiciales, en especial para la población más joven. Esta perspectiva es constantemente defendida por la población menos relacionada a las TICS. Sin embargo, se aprecia que la inmersión, y la solución pasiva y activa de problemas facilita adquisición de habilidades como la resolución de problemas y superación de retos, que de otra manera, podrían tomar más tiempo (Núñez-Barriopedro et al., 2020).

 El uso de estrategias como la realidad virtual, enseñanza en espacios 3D, o mediante entornos dinámicos pueden cautivar y facilitar la comprensión de temas complejos como la visualización de modelos 3D del cuerpo humano o el estudio de monumentos que por la distancia sea inviable visitarlos. Así mismo, la elaboración de los planes de estudio con herramientas de Big Data garantiza una enseñanza personalizada (Barriopedro & Vílchez, 2017).

La enseñanza de historia es una tarea compleja, puesto que los estudiantes pocas veces se ven motivados a conocer hechos que sucedieron muchos años atrás. Por lo que se ha normalizado el aprendizaje por repetición basado en la memorización, dejando de lado el pensamiento crítico y la utilización de medios digitales. Estudios recientes afirman que la utilización de videojuegos en un contexto educativo es especialmente útiles para acompañar las clases, no solo motivan, sino también apoyan al fortalecimiento de procesos cognitivos (Evaristo Chiyong et al., 2016).

Call of Duty: WWII y la evolución de la Segunda Guerra Mundial en los  videojuegos

Videojuegos y narración

Durante el desarrollo cognitivo de los niños se aprende que los juegos y las narraciones forman parte del proceso cognitivo y afectivo. Por lo tanto, la propuesta lúdico-narrativa constituye un factor privilegiado para la comprensión e intervención pedagógica (Horacek & Czernik, 2008).

            El paso de juegos tradicionales a los virtuales, suelen verse por necesidad de vivir experiencias más complejas. Algunos juegos presentan realidades completamente distintas a las que se viven normalmente.  La narración del videojuego parte de la utilización del lenguaje verbal y simbólico para representar historias, ejercicios e ideales. La posibilidad de representar un mundo interno, nutrido de la multiculturalidad de los desarrolladores brinda una inmersión narrativa, en la que las emociones y fantasías pueden ser llevadas a cabo  en un mundo de ficción (Horacek & Czernik, 2008).

Se puede evidenciar dicho desarrollo en títulos como “The Last of Us”, que emplean numerosos recursos narrativos para presentar una historia creíble, en la que se muestra lo frágil que puede ser la moralidad en situaciones precarias y la importancia que tiene la resiliencia para afrontar la adversidad. Para generar un compromiso con el jugador, recursos como la banda sonora, la ambientación y las mecánicas de juego brindan una atmósfera enternecedora en la que se puede empatizar con los protagonistas, por tanto, reconocer los ideales que motivan sus acciones en el juego (Anyó, 2021). En numerosas ocasiones veremos como situaciones contradictorias y ambivalentes nos presentan eventos en los que debemos elegir un camino, y cómo este cambia la perspectiva que se tiene del entorno.

The Last of Us Parte 2', análisis con spoilers: estos son los problemas y  virtudes de la segunda mitad del juego

Referencias

Anyó, L. (2021). Ambivalencia emocional en The Last of Us. Las emociones en los videojuegos, entre la complejidad narrativa y la lealtad del jugador. RECERCAT (Dipòsit de la Recerca de Catalunya). https://recercat.cat//handle/2072/449941

Barriopedro, E. N., & Vílchez, E. M. (2017). Estrategias de trabajo colaborativo utilizando Twitter y wikispaces: Innovaciones aplicadas.

Belli, S., UAB, D., & López Raventós, C. (2013). A brief history of videogames. Athenea Digital: Revista de Pensamiento e Investigacion Social. https://doi.org/10.5565/rev/athenea.570

Evaristo Chiyong, I., Navarro Fernández, R., Vega Velarde, V., & Nakano Osores, T. (2016). Uso de un videojuego educativo como herramienta para aprender historia del Perú. RIED: Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, 19(2), 35-52. https://doi.org/10.5944/ried.19.2.15569

González, A. V. (2006). Gil,A. y Vall-llovera,M. «Jóvenes en cibercafés». Universitat Autònoma de Barcelona.

Horacek, G. A. E., & Czernik, D. S. L. (2008). La narrativa en los videojuegos: Un espacio cultural de aprendizaje socioemocional. Education in the knowledge society (EKS), 9(3), 46-68.

Núñez-Barriopedro, E., Sanz-Gómez, Y., Ravina-Ripoll, R., Núñez-Barriopedro, E., Sanz-Gómez, Y., & Ravina-Ripoll, R. (2020). Los videojuegos en la educación: Beneficios y perjuicios. Revista Electrónica Educare, 24(2), 240-257. https://doi.org/10.15359/ree.24-2.12

Serna-Rodrigo, R., & Cardell, S. D. (2017). De Tetris a Angry Birds: La matemática inherente a los videojuegos. Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/6683

Duelo complicado

Palabras clave: Adolescentes, adultos, complejo, complicado, demorado, dolor, duelo, patológico, niñez.

La pérdida de un ser querido impacta en la persona, y la vivencia de esta pérdida se llama duelo. Sin embargo, el duelo es un estado psicológico más no psicopatológico, las reacciones físicas y emocionales deben disminuir luego de seis meses (Echeburúa & Corral, 2001). 

En las clasificaciones psiquiátricas, se habla de un duelo complicado, demorado, complejo o patológico cuando esta aflicción no disminuye en el tiempo, al menos doce meses posterior al suceso (DSM-5, 2014). Se le llama complicado porque se asocia a un desborde emocional, conductas desadaptativas y un estado de aflicción tan intenso como al inicio.  La persona no logra recuperarse ni ajustarse a su vida. 

Existen cuatro subtipos (Horowitz, 1980, en Domingo, 2016):

  • Duelo Crónico: cuando el sobreviviente no consigue concluir satisfactoriamente su duelo y es consciente de esto, su duración es demasiado larga, es extrema.
  • Duelo Retrasado: es un duelo inhibido, pospuesto. La respuesta de la persona frente a la pérdida es suprimida; es negada para no sentir o sufrir; posteriormente, aflora magnificada, quizá producto de alguna otra pérdida. 
  • Duelo Exagerado: la persona lo vivencia con demasiada intensidad, surgen conductas desadaptativas para calmar su dolor y es consciente de ello. Existe un alto riesgo de desarrollar algún trastorno psiquiátrico como depresión, ansiedad, estrés post traumático, entre otros.
  • Duelo Enmascarado: cuando el que la padece, disfraza encubre su dolor con síntomas físicos (enfermedades psicosomáticas) o conductas que le traen dificultades en su funcionamiento, pero que, a diferencia de los otros duelos, no las reconocen, ni son conscientes que están relacionadas con la pérdida.

Existen factores de riesgo que hacen a su sobreviviente vulnerable a vivir un duelo complicado. Experiencias como la pérdida de un ser querido en condiciones inesperadas y traumáticas; que el fallecido cumpliese un rol proveedor en la familia; que su sobreviviente contase una historia de pérdidas acumuladas; que el deudo poseyera antecedentes clínicos psiquiátricos; que no existiese un apoyo familiar percibido; entre otros (Acinas, 2012).

Escultura Niños Cementerio - Foto gratis en Pixabay

En el caso de niños y adolescentes llevan un duelo diferente, el dolor es expresado con su cuerpo y no con palabras, por lo que la ayuda profesional es necesaria. Aquí, se puede dividir el duelo en tres etapas; antes de los seis años, después de los seis años y en la adolescencia.

En el menor de seis años, existe un retroceso en su autonomía, presencia de llanto frecuente y alto en intensidad sin una causa aparente. Aparecen miedos a cosas que antes no las percibía amenazantes, terrores nocturnos, pesadillas, insomnio. Hay pérdida de apetito, baja energía, entre otros. 

Llorar Stock de Foto gratis - Public Domain Pictures

En los niños mayores de seis años, se observa mucho desorden en sus juegos, mucha irritabilidad, expresiones de protesta y comportamientos violentos hacia otros familiares y amigos. Puede que no exprese sentimientos de dolor hacia el ser querido que partió, negándose a pensarlo muerto, o creerlo vivo, guarda sentimientos de culpa.

El aislamiento, sus silencios, no querer juntarse con sus amigos, excesivos actos de colaboración y responsabilidad sobre asuntos de casa, escuela, u otros. Así mismo, estar excesivamente atento al cuidado de un familiar, agredir a sus pares, bajo rendimiento escolar comparado a su desempeño, baja energía y desgano. Presencia de somatizaciones como dolores frecuentes de estómago, cabeza, dolores musculares, etc., son claras señales de su dolor y es una alerta para buscar ayuda profesional.

naturaleza, bosque, gente, blanco, prado, nublado, aire, globo, caña, amor, joven, verde, color, juguetón, Árboles, Niños, chicas, Nubes, niños, divertido, contento, Globos, fiesta, suerte, Adolescentes, adolescente

En el caso de los adolescentes existe una conceptualización más abstracta sobre el duelo, más cercana a la del adulto, y así también sus formas de manifestar su luto. El adolescente puede exteriorizar su dolor con conductas desadaptativas y de riesgo, así como, mal comportamiento frente a la autoridad. Existe mucha ira interior, irritabilidad, culpa, pensamientos suicidas, entre otros. El adolescente buscará a sus compañeros y personas que estén fuera de su entorno familiar para conversar o refugiarse de su propio dolor. El soporte familiar, la psicoterapia individual y familiar se hacen necesarios.

El duelo es una experiencia particular en cada sobreviviente, sin embargo, existen edades como la niñez y la adolescencia que los hacen más vulnerables a desarrollar otro tipo de trastornos, el trabajo psicoterapéutico es necesario para prevenirlo. En los adultos, a pesar de que tienen mayores herramientas para lidiar con la pérdida, el hecho de no mejorar emocionalmente o adaptarse a la ausencia del ser querido los expone a la posibilidad de experimentar un duelo patológico.

Schupp afirmó que las personas que han pasado por un duelo patológico normalmente pierden la confianza en sí mismos y necesitan que se les enseñe a salir de la situación (citado en Yoffe, 2013). 

Finalmente, sea cual sea el ciclo de vida que el sobreviviente esté atravesando, se espera que en el tiempo la persona pueda reincorporarse a su vida, un dolor que en el tiempo no halle consuelo amerita una intervención profesional adecuada.

Referencias

Acinas, P. (2012). Duelo en situaciones especiales: suicidio, desaparecidos, muerte traumática. Rev Dig Med Psicosomát, 2, 1-17.

Domingo, V. V. (Setiembre de 2016). Duelo patológico, factores de riesgo y protección. Revista Digital de Medicina Psicosomática y Psicoterapia, VI(2), 12-34.

DSM-5. (2014). En APA. Madrid.

Echeburúa, E. y Corral, P. (2001). El duelo normal y patológico. En W. Astudillo, E. Clavé y E. Urdaneta (Eds.). Necesidades psicosociales en la terminalidad. San Sebastián. Sociedad Vasca de Cuidados Paliativos. 

Redalyc.org. (15 de marzo de 2013). CRECER CON LA PÉRDIDA: EL DUELO EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA. Redalyc.org, 493-498.

Yoffe, Laura. (2013) Nuevas concepciones sobre los duelos por pérdida de seres queridos. Avances en Psicología. 21(2), 129-153.

El plus de los videojuegos

Indudablemente los videojuegos han tenido una ardua batalla contra los prejuicios, todavía hoy un gran porcentaje de la población los toma como un camino hacia la ludopatía o la distracción de lo que es “realmente importante”; pero si solo nos enfocamos en lo malo, no podremos ver lo bueno que pueden aportar.

Si bien el uso exagerado y sin control de los juegos de video puede traer cosas malas como adicción, agresividad y falta de control de impulsos; Tejeiro y Pelegrina del Rio (2008) traen a la luz ciertos beneficios de un uso prudente y controlado:

  • Proporcionan y aumentan el aprendizaje, la salud y las habilidades sociales.
  • Fortalecen habilidades cognitivas, como la navegación espacial, el razonamiento, la memoria y la percepción.
  • Desarrolla y aumenta la lectura.
  • Mejora el ánimo de los jugadores y evita la ansiedad.
  • Mejora la capacidad de recuperación frente a los fallos o equivocaciones, tolerancia hacia la frustración.
  • En los niños: Desarrolla habilidades para resolver problemas, aumento de la creatividad, nivel de atención, concentración, destreza y decisión.

Cuando se empezó la elaboración de videojuegos allá por los años cincuenta, la dinámica y razonamiento eran simples en relación al papel de los jugadores, el primer juego de video fue una versión computarizada del tres en raya; con los años la complejidad fue aumentando y creando mundos cada vez más interesantes y complejos.

Con el paso de los años la dinámica de juego, en muchas ocasiones, fue de buscar o lograr obtener recompensas, lo que nos lleva a un estímulo positivo que nos alienta a continuar jugando, según Velazco (2002), esto es debido a que se nos ha educado a buscar el mejor resultado y a ser el número uno, por lo que los videojuegos suelen darnos esa misma modalidad para poder empoderarnos en el mundo que nos están brindando, sin embargo, existen juegos que desafían esa ideología.

Estos juegos son llamados soulslike que, por su complejidad, no son juegos que un amateur elija como primera experiencia, son intrincados y tienen una ambientación lúgubre, oscura y un tanto terrorífica, la música que recibe al jugador suele dar la sensación de que se está sellando algún tipo de trato con una entidad maligna y que nada será lo mismo después de entrar en aquel mundo.

En el 2020, ESPN Digital hizo referencia a posts de Reddit del año 2014 en los que los usuarios cuentan experiencias de superación y capacidad terapéutica que encontraron en el juego Dark Souls.

Por otro lado, el youtuber Charlie Knight, quien habla sobre este juego y su relación con la Psicología, puntualiza que está diseñado para satisfacer tres necesidades psicológicas primarias que conectan con la teoría de la autodeterminación: motivación intrínseca, competencia y autonomía.

Rodríguez (2022) señala que las personas actúan motivadas por la necesidad de adquirir conocimiento o independencia, crecer y obtener satisfacción psicológica. Las personas necesitan sentir tres estados para un crecimiento psicológico: competencia, dominar tareas y aprender habilidades, conexión, experimentar un sentido de pertenencia, autonomía y sentir que se controla el comportamiento propio y los objetivos.

Entonces, Dark Souls es el espejo del estado psicológico, de lo que la persona siente por dentro; la dinámica del juego comienza con un personaje principal desde el inicio perdedor, extraviado y sin guía, la primera caída se da antes de siquiera terminar el tutorial. En el proceso de intentos y fallos, se da la esencia y brillo del juego, en este mundo siniestro, fallar no es algo negativo, solamente es la oportunidad de levantarse y continuar luchando, regresar a recuperar lo que perdimos y crecer aún más.

Es importante recalcar la libertad que nos otorga para tomar decisiones en cuanto a vestimenta, armas, el tipo de persona que queremos ser, los ítems que decidimos usar y los caminos que seguimos.

Siendo un juego desafiante y que potencia lo antes mencionado de una manera constante, se empieza a intuir, esquivar y enfrentar enemigos y situaciones que nos ponen el peligro, incluso hasta nos ayuda a tolerar la propia frustración. Se desafía al status quo y nos demuestra que siempre podremos levantarnos para volver a empezar.

Referencias

ESPN Digital (2020). Dark Souls, el juego que ayuda a superar la depresión en estos días. https://www.espn.com.pe/esports/nota/_/id/7809916/dark-souls-mejor-videojuego-para-deperesion

Rodríguez, E.M. (2022). La teoría de la autodeterminación. La mente es maravillosa. https://lamenteesmaravillosa.com/la-teoria-de-la-autodeterminacion/

Salas, G. (2014). La psicología de los videojuegos. México: psicogamer. https://psicogamer.com/articulos/la-psicologia-de-los-videojuegos/

Tejeiro R., Pelegrina del Rio M. (2008). La Psicología de los videojuegos, Un modelo de Investigación. Ediciones Aljibe. España.

Universidad Politécnica de Catalunya. Historia de los videojuegos. https://www.fib.upc.edu/retro-informatica/historia/videojocs.html

Velazco, D. (2020). Psicología y videojuegos: “Si solo prestamos atención a lo negativo, solo vamos a encontrar eso en los videojuegos”. México: Muy interesante. https://www.muyinteresante.es/muy-gamer/articulo/psicologia-y-videojuegos-es-imposible-concebir-el-videojuego-como-algo-ajeno-a-nuestra-cultura-361579007513

Introducción a la teoría del color

El color puede ser definido como un fenómeno físico, representación única del espectro de la luz que impacta en los receptores lumínicos, provocando el inicio de un proceso orgánico que finaliza con la creación de imágenes, las cuales son procesadas acorde a las particularidades de cada persona. (Paidotribo, 2019) (Correa et al., 2018).

Revisando a PINK FLOYD - Capítulo V: The Dark Side of the Moon - Rock The  Best Music

La teoría del color tiene como cimiento al círculo cromático, elemento artístico que facilita la matización de colores.  Esta herramienta emplea colores primarios (rojo, azul y amarillo), base cromática con la que se obtiene todos los demás colores;  los secundarios son resultado de mezclar dos colores primarios,  finalmente los colores complementarios resaltan o contraponen la paleta de un cuadro (Téllez Parra, 2020).

Teoría del color: Cómo escoger una paleta de colores coherente

La percepción del color parte por un proceso biológico innato, que, durante el paso de los años va desarrollando preferencias. Estudios realizados en Bogotá, con una población de 561 personas, encontraron una relación significativa entre la edad y la percepción cromática, teniendo mayor dificultad para discernir entre uno y otro en los primeros años de vida, siendo el rango de edad de los 9 a los 18 años la mayor diferencia en la percepción del color, la cual puede ser explicada por los cambios en los niveles hormonales (Correa et al., 2018).

Emoción y sentimiento relacionados al color

Una de las principales disciplinas abocadas al estudio del color es la Psicología, puesto que trata de encontrar tanto los procesos cognitivos relacionados con la percepción,  como la influencia que pueda tener el medio cultural y social (Melgarejo, 1994). La perspectiva del consciente y subconsciente presenta un planteamiento psicológico como una sucesión en la construcción involuntaria de las sensaciones que resultan del momento de apreciación artística.

Las emociones se categorizan como estados de ánimo transitorios, altamente intensos, de duración corta; en cambio los sentimientos poseen una menor intensidad, pero una prolongada influencia en la persona. Por tanto, las primeras radican en un plano inconsciente y los segundos, en procesos conscientes (Hernández, 2020).

El artista tiene la capacidad de transmitir emociones y sentimientos empleando los colores como medio. Tanto la ausencia como la presencia de luz transmiten experiencias únicas y dinámicas. Por ejemplo, tonalidades azules son asociadas al frío, calma y tranquilidad, mientras que las rojas se identifican con intensidad, emoción, e incluso sensualidad (Cañellas, 1979).

Publicidad del color

El estudio del color posee distintas facetas, entre las que se puede apreciar la publicidad. En este medio se buscar resaltar y transmitir emociones específicas que faciliten el posicionamiento de productos, ideas o conceptos; por lo que se requiere establecer paletas que faciliten dicho proceso. Los sistemas de color Pantone o Trumatch incluyen gamas cromáticas de 24 bits, es decir, más de 16 millones de posibilidades (Moreno, s. f.). El uso de medios tecnológicos representan un cambio de perspectiva, puesto que, tras la digitalización de procesos se pierde parte de la subjetividad del matiz en favor de la representación precisa, mediante código RGB.

Como resultado de estudios publicitarios se establece preferencias cromáticas, con las que se puede tener un mayor impacto emocional en las personas que lo ven. Esta situación ciertamente reduce el romanticismo asociado al proceso artístico del diseño. Sin embargo, promueve el estudio científico que tiene el color, no solamente se necesita llamar la atención, sino el crear empatía con el espectador (Lindarte-Soto et al., 2019).

RGB y CMYK: Qué son y cuándo usar cada modo de color - Imborrable

Conclusión

El estudio del color a nivel orgánico se encuentra en proceso de constante descubrimiento, algunos investigadores incluso aseveran que se encuentra en un estado poco desarrollado (Murga, 2019). En cambio se puede afirmar que a nivel psicológico, la comprensión de los efectos que puede tener en las conductas es más notoria, puesto que los avances en el marketing son altamente representativos. La publicación de una campaña publicitaria no puede existir sin considerar el efecto que pueda tener la paleta.

Por otra parte, el estudio de las particularidades culturares que pueda tener la percepción cromática puede ser visto como una herramienta de estudio para la conceptualización de las emociones y sentimientos. Ciertamente la percepción de bueno y malo está sujeto a la cultura y el ambiente, por lo que la interpretación de los colores facilita dicha herramienta.

Referencias

Cañellas, A. M. (1979). Psicología del color. Maina, 35-37.

Correa, V., Estupiñán, L., Garcia, Z., Jiménez, O., Prada, L. F., Rojas, A., Rojas, S., & Cristancho, Y. E. (2018). PERCEPCIÓN VISUAL DEL RANGO DE COLOR: DIFERENCIAS ENTRE GÉNERO Y EDAD. 9.

Hernández, A. (2020, septiembre 22). Descubre la Diferencia entre Emoción y Sentimiento. Hernández Psicólogos. https://www.hernandezpsicologos.es/blog/diferencia-emocion-sentimiento/

Lindarte-Soto, M. S., Mantilla-Contreras, D. K., Roncallo-Lizarazo, J. P., Rojas-Torres, J. J., & Barrientos-Monsalve, E. J. (2019). La pérdida del valor agregado de la psicología del color en el medio publicitario en Colombia. Revista CONVICCIONES, 6(11), 14-22.

Melgarejo, L. M. V. (1994). Sobre el concepto de percepción. Alteridades, 8, 47-53.

Moreno, V. (s. f.). Psicología del color y la forma. Recuperado 14 de diciembre de 2021, de https://www.guao.org/sites/default/files/biblioteca/Psicolog%C3%ADa%20del%20color%20y%20la%20forma.pdf

Murga, D. (2019, diciembre 2). Psicología del color en el marketing. https://repositorio.upeu.edu.pe/handle/20.500.12840/2859

Paidotribo, E. P. (2019). Pintura creativa: Color. Parramón Paidotribo.

Téllez Parra, J. M. (2020). Teoría del Color. https://acervodigitaleducativo.mx/handle/acervodigitaledu/53819

ACT-úa enfrentando el dolor

El pensar en nuevas técnicas que sean efectivas pero también bajo un sustento científico hace que las estás terapias de tercera generación se vayan superando una a una cada vez más, en pro y aras en búsqueda del beneficio del bienestar de nuestros pacientes. 

PERO…¿QUÉ ES LA ACT?

Una de ellas es justamente la terapia de aceptación y compromiso, que implica una serie de ejercicios prácticos para hacer salir el poder y la importancia del daño emotivo, cognitivo y los procesos de comportamiento. Su objetivo es ayudar a las  a cambiar su relación con los pensamientos negativos y emociones que están teniendo sobre sus vidas y en algunos casos están afectando en gran medida a su salud y bienestar.

Esto se aplica generalmente en grupos en los que se utilizan metáforas, ejercicios de visualización y tareas de comportamiento. El número y la duración de las sesiones dependerá en gran medida de las necesidades de los participantes y de los métodos que practica el terapeuta.

La duración total del tratamiento debe ser relativamente corta, sin embargo este factor también dependerá de cada caso.

FUNDAMENTOS

La ACT (Hayes et al., 1999; Wilson y Luciano, 2002; Hayes y Stroshal, 2004) consideran que es un giro radical en el foco de la terapia: por un lado, no se trata de cambiar o reducir los pensamientos, sensaciones, o recuerdos molestos, sino que se busca alterar su función y de generar flexibilidad en la regulación del comportamiento. La terapia de aceptación y compromiso fundamenta sus bases teóricas en emplear la afectación entendida como la capacidad humana de experimentar el aquí y el ahora en los pensamientos y emociones.

Esta capacidad de estar conscientes está unida al compromiso de llevar a cabo acciones acordes con nuestros valores personales así como a las estrategias de cambio necesarias para aumentar nuestra flexibilidad psicológica.

La ACT sostiene que a la base de los problemas psicológicos se encuentran lenguaje que generamos que nos produce pensamientos y sensaciones que vivimos como molestos el hecho de que estos problemas sean principalmente verbales, lo facilita la luchar contra nuestros propios eventos privados y pues estamos en ello a pesar de que con frecuencia los resultados de tales lucha resultan contraproducentes mediante metáforas paradojas y ejercicios experienciales los clientes de la ATC aprenden a contactar con los recuerdos y sensaciones tanto los temidos y evitados como otros que surcan en el presente con esta terapia las  aprenden la habilidad de recontextualizar estos eventos privados, les ayuda a clarificar lo que realmente les importan su vida lo que en el fondo valora y adquieren el compromiso con los cambios necesarios en la acción. La ACT tiene una filosofía de la vida que cuenta con el  humano como una de las condiciones para encontrar soluciones tenemos que pasar por un camino de

AUTOCONOCIMIENTO

El autoconocimiento es una de las cumbres humanas pero también fuente de trastornos el lenguaje negativo, lleva a la hiperflexibilidad característica de algunos trastornos, además se ofrece una alternativa psicopatológica en la figura del trastorno de evitación experiencial. 

La ACT es una innovación terapéutica se proponen desmantelar el sentido común sobre la naturaleza del trastorno y del  promover la orientación a la vida a los valores en vez del ensañamiento contra los síntomas de dar de alta a la persona frente a sus propios problemas, muy por el contrario se busca que los clientes encuentren el significado a su  en el camino de la responsabilidad hacia el modo de vida que persiguen y llegar a aceptar simplemente su condición de seres humanos. El  en el sentido de volver sobre las penalidades de la vida tal como uno las vive y o poner en el presente un  futuro el ser humano aspirando a no sufrir nunca ni por nada ha terminado propiciando sufrir más y por más cosas.

OBSERVACIONES 

La Terapia de Aceptación y Compromiso aunque no es un conjunto específico de técnicas. Hay 6 procesos básicos empleados para establecer la flexibilidad psicológica y  cada una de estas áreas se conceptualiza como una habilidad psicológica positiva para que se eviten o prevengan pensamientos negativos. Esta terapia se centra en los siguientes aspectos: 

  • La aceptación:  como una alternativa  que supone tener en cuenta los eventos dolorosos y experiencias privadas sin tratar de cambiar su frecuencia o por más que se animé a los clientes de la terapia ACT para abrir voluntariamente y dejar ir su lucha interna con estos problemas no deseados en esencia esto puede ayudar a aprender formas de hacer frente a ellos.
  • Función cognitiva: también conocida como la separación emocional se refiere a un conjunto de técnicas que tratan de cambiar las funciones de dichas creencias negativas que afectan a una persona. Procedimientos que pueden surgir incluyendo el fomento de la persona para observar externamente sus problemas no deseados dándole una forma, tamaño, color, velocidad o forma por recontextualización de recuerdos y experiencias incómodas dónde uno mismo puede aprender a relacionarse con ellas de una forma diferente que no implica hacer ningún tipo de valor particular hacia ellos ponerse en contacto con el momento presente. La terapia intensiva a los clientes a hacerse psicológicamente presente, es hacer un esfuerzo consciente para conectar con lo que está sucediendo en el aquí y ahora experimentando el mundo de forma más directa; pensando en hacer su comportamiento y pensamiento más flexible utilizando a menudo como una herramienta para que los pacientes puedan describir los acontecimientos actuales en lugar de predecir y juzgarlos.
  • La auto- observación: la ACT es vista como una combinación de dos partes una parte es el «yo» pensando  responsable en una persona en relación con sus creencias, juicios y fantasías; mientras que la segunda parte de un observador que se ocupa de la atención y la conciencia, esta última es la parte de la mente que permite a cada uno de nosotros  desarrollar habilidades de atención plena en valores.

 Los valores son las cualidades que las  han elegido para vivir y son esenciales para el desarrollo de los objetivos de la terapia existe gran variedad de ejercicios que se utilizan para ayudar a los clientes a elegir una dirección en la vida en diversos ámbitos con la familia y la carrera y la realización de estás por lo general proviene de la capacidad de una persona para seguir a través de los procesos de aceptación de fusión y el contacto en el momento presente las acciones comprometidas.

La etapa final del modelo de terapia ACT consiste en el establecimiento de objetivos concretos que sean consistentes con los valores elegidos de una persona se considera esencial que la persona que toma parte se comprometa a estos objetivos con el fin de fomentar los cambios necesarios para descubrir un mayor sentido de la vida el bienestar y la plenitud. Este proceso consiste en elementos de la terapia conductual tradicional tales como la adquisición de habilidades; métodos que dan forma y la fijación de objetivos, la paradoja es vivir en un mundo más cómodo, más seguro, más preciso, muchísimo menos doloroso y encontrarnos abrumados por el , generado precisamente, por ese mundo diseñado para buscar la felicidad evitando el  consejos vitales:

  1. compórtate de acuerdo con tus valores y luego te sentirás bien en el lugar de primero colocar el sentimiento de bienestar. 
  2. Se asume  que el  es normal y qué es una señal donde el cliente está muy cerca de lo que el cliente le importa.
  3. Se asume que hay más vida en un momento de dolor que en un momento de alegría.
  4. El terapeuta asume con sus pasos que todas las  esperan aspirar a soñar y tienen una vida más amplia más rica y llena de significado quién puede beneficiarse. La terapia de aceptación y compromiso puede ser beneficiosa para una amplia gama de individuos con caracteristicas particulares para alterar la función más que la existencia de pensamientos y sentimientos desagradables.

Siendo especialmente útil para ayudar a hacer frente a problemas como la ansiedad, la depresión y los trastornos obsesivos compulsivos los traumas el abuso de sustancias trastornos de la alimentación e incluso los síntomas psicóticos los elementos de la atención plena de la terapia afecte también son eficaces para ayudar a las  a mejorar su rendimiento deportivo o en los negocios en muchos modelos de entrenamiento y terapia la atención tiende a ser enseñado a través de la meditación, sin embargo la ACT se emplea una gama de herramientas para enseñar estrategias de atención plena diferentes. Esto hace que sea un enfoque más atractivo para los que quieren dominar rápida y fácilmente la atención sin tener que meditar.

Referencias: 

  • Hayes, S.C. (2004). Acceptance and commitment therapy, relational frame theory, and the third wave of behavioral and cognitive therapies. Behavior Therapy, 35, 639-665.
  • Hayes, S.C., Strosahl, K.D., y Wilson, K.G. (1999). Acceptance and commitment therapy. Nueva York: The Guilford Press.
  • Hayes, S.C., y Wilson, K.G. (1995). The role of cognition in complex human behavior: A contextualistic perspective.

También camino sobre el fuego y encanto serpientes

Después del accidente la vida no es la misma. Los tejidos se reestructuran. Donde hubo piel, a veces hay cicatrices. Algunos huesos quedan expuestos y no siempre se encuentra quien los reacomode. Quizás, luego, haya que operar. Es cierto que cuando le ocurre a un niño, él se cura mejor. Todo se regenera más rápido y se adapta a vivir con las secuelas que a veces recuerdan el pasado.

A veces, los accidentes no son físicos, (ninguno es sólo físico) sino, principalmente, internos. Y a veces no son accidentes, sino traumas («golpes») constantes. Contra la identidad, la seguridad, las creencias internas. A esto le llamamos trauma complejo. Cuando la cronicidad normaliza un estado de supervivencia en adultos o niños.

Into the Abyss, Achraf Baznani(2014)

Tal como ocurre en los accidentes físicos, la mente se adapta a las nuevas condiciones (más rápido en niños que en adultos) y construye mecanismos de defensa para evitar más sufrimiento. Por eso, tenemos distintas manifestaciones de «callosidades»: dependen de las características de la «piel» de cada paciente, las predisposiciones genéticas, el tipo de daño, etc. Así como se construye una costra que protege una herida de la contaminación y evita que se extienda mientras está fresca, el cerebro puede construir una costra para sus heridas internas, aislando eventos dolorosos hasta que pase el estado de alerta. Cuando el estado de alerta se prolonga, esta cicatriz se queda de forma permanente protegiéndose y protegiendo al resto de la mente de contagiarse de su dolor.

A este tipo de aislamiento le llamamos disociación. Los estados de disociación son temporales normalmente, y no surgen siempre en forma de «cura» para situaciones dolorosas. También pueden darse por agotamiento como una forma de reducir el gasto cognitivo o simplemente como una capacidad de concentración que aisla la experiencia para lograr más eficacia en alguna tarea. De aquí que el espectro de disociación oscile entre una discontinuidad ligera del proceso de integración perceptiva y la radical disociación en múltiples identidades (varias conciencias de «yo» con experiencias perceptivas, emocionales, sensoriales y de memoria propias).

My small world, Achraf Baznani(2014)

.

Espacio para profesionales:

Las recientes tendencias sobre rasgos transdiagnósticos que plantean un abordaje distinto sobre la clasificación de patologías respecto a la forma clásica de los manuales, postula la posibilidad de considerar la disociación como una clave que refiere también a la «evitación existencial» y que se encuentra presente en patologías muy diversas: trastornos de conducta alimentaria, trastorno obsesivo compulsivo, evitativo, ansioso, fóbico, de estrés postraumático, bipolar, límite, somatomorfo y alexitimia. Además de una buena cantidad de evidencia que estudia esta asociación, la experiencia clínica permitirá percibir un patrón cognitivo común de evitación en estas alteraciones que da origen a obsesiones, desórdenes emocionales, comportamientos compulsivos y descontrolados o aparentes afecciones somáticas.

De aquí también la importancia creciente, por ser eficaz, que toma en las terapias de tercera generación (EMDR, Aceptación y Compromiso, Dialéctico Conductual, Activación Conductual, etc.) la aceptación de las emociones desagradables y su tolerancia a lo largo del proceso terapéutico.

.

Paperman, Achraf Baznani(2014)

La disociación es una forma compleja y útil de respuesta a los eventos traumáticos que puede atravesar una persona. Se presenta con mayor radicalidad y complejidad cuando el trauma es continuo y ocurre en edades tempranas. Esto podría deberse a que los mecanismos de tolerancia al estrés no han sufrido un proceso de maduración gradual y porque la búsqueda de supervivencia se considera superior a la integración de la experiencia. Recordemos que en un niño, la percepción sensorial y su internalización a través de funciones ejecutivas es un proceso desgastante; un adulto posee, en comparación, muchísima más capacidad de inferencia acerca del mundo a partir de la experiencia.

Se trata precisamente de una forma extraordinaria de respuesta al miedo. Tal como encantar serpientes y caminar sobre el fuego. Tan maravillosa es nuestra mente que nos permite atravesar la guerra sin pensar en el dolor para sobrevivir. Los pacientes que han atravesado por trauma; independiente de su edad, condición y la gravedad del mismo; son también veteranos. Las consecuencias son difíciles, y el proceso terapéutico tiene la función de dar a estos superhéroes de su propia historia, la capacidad de controlar su superpoder.

Porque "un gran poder conlleva una gran responsabilidad"
El tío Ben

Referencias:

Peiró (01 de marzo, 2021). Terapias de tercera generación. Economipedia.com. https://economipedia.com/definiciones/terapias-de-tercera-generacion. economipedia.com/definiciones/terapias-de-tercer-generacion.html#:~:text=Las%20terapias%20de%20tercera%20generaci%C3%B3n,en%20sus%20conductas%20y%20sintomatolog%C3%ADa.

Vera (s.f.) ¿Qué son las terapias de tercera generación y cuales hay?. Grulla, psicología y nutrición. https://grullapsicologiaynutricion.com/blog/terapias-tercera-generacion

El día que FB dejo de funcionar

Puede que para casi ninguna persona le resulte ajeno que el pasado 4 de octubre, se experimentó fallos masivos que desencadenaron la caída de WhatsApp, Instagram y Facebook. Situación que fue vivida por usuarios de gran parte del mundo, lo que convierte a este suceso en un evento histórico (Pérez, 2021). Situación que expuso la gran necesidad tecnológica que se tiene. Así como la dependencia que esta puede causar.

Es importante resaltar, que si bien Facebook como empresa ofrece como principal producto un medio de comunicación informal. No obstante, la sostenibilidad de esta plataforma radica en la venta publicitaria, y de herramientas de comercio. El acceso a la información de los usuarios convierte esta plataforma en una base de datos ideal para el comercio de artículos específicos. Por tanto, si el acceso a estas herramientas se interrumpe, el comercio en sí mismo se ve imposibilitado (Facebook, s. f.).

Factores de riesgo

A nivel demográfico, los adolescentes son el grupo población más susceptible a presentar interés por las redes sociales, lo que sumado a su inexperiencia y búsqueda nuevas sensaciones, los convierte en un grupo de riesgo.

Por otra parte, las personas que se encuentran en un estado emocional de vulnerabilidad psicológica son susceptibles a buscar aprobación por medios virtuales. Así mismo, la impulsividad, trastornos alimenticios, baja autoestima, entre otros; son patologías que pueden verse relacionadas con comportamientos obsesivos. Por tanto, es importante reconocer la fijación con las redes sociales, debido a que estas pueden resultar perjudiciales para el tratamiento de dichas patologías (Echeburúa & de Corral, s. f.).

▷ Demografia ¿Que es la Demografía? | Datos Demográficos

Efectos psicológicos

El acceso a las redes sociales se ha normalizado tanto, que gran parte de la vida social, afectiva y laboral, se desarrollan en entornos virtuales. Por lo que, puede no resultar extraño el apego a dispositivos electrónicos, como el teléfono, la Tablet o el pc.

La adicción a redes sociales son un problema real, que año tras año se extiende como un enemigo silencioso. Esto se debe a que, como toda adicción, esta inicia tras la realización de alguna actividad de forma desmedida. La cual, genera dependencia y resta libertad al ser humano al estrechar su campo de conciencia y restringir la amplitud de sus intereses. (Echeburúa & de Corral, s. f.)

De acuerdo con una investigación realizada a estudiantes adolescentes, la gran mayoría de los entrevistados demuestra una relación inversamente proporcional entre la adicción al internet y las habilidades sociales. Es decir, que cuanto mayor sea el grado de adicción a las redes sociales, menor son las habilidades sociales. (Vergara & Carranza, 2016)

Entre los efectos principales se puede apreciar (Fundación Victoria, s. f.):

  • El perjuicio de las relaciones personales.

Cuando el centro de la atención son las redes sociales, se suele descuidar las relaciones más cercanas, como las familiares, amigos, compañeros de trabajo y pareja.

  • Provoca estrés y ansiedad.

La aprobación social relacionada a las redes, puede ser un claro estresor. La retroalimentación que se recibe es muy sugestiva, en especial cual la persona en cuestión requiere de aprecio y atención.

  • Afecta la concentración

El constante interés por revisar las nuevas publicaciones, y las interacciones que se reciben de estas, pueden llegar a perjudicar otras áreas. Un claro ejemplo, se aprecia cuando se requiere cumplir con un trabajo, informe o tarea que resulta poco atractivo, dado que el sujeto preferirá ocupar su tiempo y atención en las redes sociales, olvidando el trabajo.

  • Pérdida de tiempo

Continuando con el punto anterior, cuando el punto de atención recae en las redes sociales, es fácil perder la noción del tiempo. No resulta extraño, que, tras pasar gran parte del día en las redes, no se hayan logrado concluir los objetivos del día.

  • Daño en el sistema nervioso

El abuso de la tecnología puede ser responsable de daños irreversibles en la salud, como fatiga, trastornos del sueño, resequedad y tensión ocular; pérdida de memoria y daño cervical.

  • Trastornos alimenticios

El sedentarismo relacionado a la fijación con las redes sociales puede causar que el estado físico no sea el adecuado, lo que puede desencadenar la aparición de trastornos alimenticios.

Terapia cognitivo-conductual

Es importante resaltar que la elección del modelo terapéutico puede variar de paciente en paciente, debido a que no todos reaccionan favorablemente.

Una alternativa de tratamiento es la terapia cognitivo-conductual, puesto que reporta eficacia terapéutica en el tratamiento de adicciones. Entre las técnicas de tratamiento, se enumeró el autorregistro del uso que se realiza, y la toma de conciencia de las consecuencias del uso excesivo; la creación de objetivos, la psicoeducación y la modificación de pensamientos irracionales. (Orzack et al., 2006)

Así mismo, este enfoque pretende la creación de hábitos que faciliten la organización y gestión del tiempo, de tal forma que se reconozca los beneficios y potenciales riesgos del uso de las redes sociales y el internet. (Marco & Chóliz, 2013)

Terapia centrada en soluciones. Este tipo de terapia pertenece al… | by  Mariana Vargas | Medium

Conclusiones

Es importante reconocer los factores de riesgo relacionados con la adicción al internet y a las redes sociales, debido a que puede pasar desapercibidas complicando el cuadro clínico.

El trabajo, aficiones y el deporte, son alternativas útiles para tratar la frustración resultante de la reducción de tiempo en redes sociales. La interacción en medios más tradicionales, y los logros relacionados con las actividades alternativas, facilita la creación de hábitos. Así mismo, resalta la influencia de la familia, amigos y parejas; las relaciones afectivas son claves para la creación de puntos de apoyo. Debido a que, el refuerzo positivo que tiene las comunicaciones asertivas, el acompañamiento y el soporte emocional (Cequea et al., s. f.).

La creación y seguimiento de tratamientos, debe de realizarse tras la evaluación clínica, cada paciente presenta particularidades muy específicas, por lo que si se mantiene un único modelo; este puede generar rechazo por la poca eficacia. Es decir, que el fracaso terapéutico puede significar, el abandono y pérdida de confianza en la clínica.

Por otra parte, es importante la derivación psiquiátrica, puesto que la falta de estabilidad del paciente imposibilita el tratamiento psicológico.

Referencias

Cequea, M. M., Monroy, C. R., & Bottini, M. A. N. (s. f.). La productividad desde una perspectiva humana: Dimensiones y factores. 37.

Echeburúa, E., & de Corral, P. (s. f.). Adicción a las nuevas tecnologías y a las redes sociales en jóvenes: Un nuevo reto Addiction to new technologies and to online social networking in young people: A new challenge. 7.

Facebook. (s. f.). Acceder a la configuración de los artículos instantáneos. Servicio de Ayuda de Facebook Para Empresas. Recuperado 25 de octubre de 2021, de https://es-la.facebook.com/business/help/1991907254467023

Fundacion Victoria. (s. f.). Consecuencias del uso excesivo de las redes sociales. Fundación Victoria. Recuperado 26 de octubre de 2021, de https://www.fundacionvictoria.org.ni/consecuencias-del-uso-excesivo-de-las-redes-sociales/

Marco, C., & Chóliz, M. (2013). Tratamiento cognitivo-conductual en un caso de adicción a Internet y videojuegos. International Journal of Psychology, 18.

Orzack, M. H., Voluse, A. C., Wolf, D., & Hennen, J. (2006). An Ongoing Study of Group Treatment for Men Involved in Problematic Internet-Enabled Sexual Behavior. CyberPsychology & Behavior, 9(3), 348-360. https://doi.org/10.1089/cpb.2006.9.348

Pérez, E. (2021, octubre 4). WhatsApp, Facebook e Instagram están caídos: Los servidores fallan a nivel global [Actualizado: ya funcionan]. Xataka. https://www.xataka.com/aplicaciones/facebook-instagram-whatsapp-estan-caidos-servidores-fallan-a-nivel-global

Vergara, J. A. D., & Carranza, J. Y. (2016). Adicción a las redes sociales y habilidades sociales en estudiantes de una institución educativa privada. Propósitos y representaciones, 4(2), 5.

Detrás de la máscara de un mitómano

Alguna vez en nuestra vida nos hemos puesto a pensar por qué mentimos; y es innegable el hecho de que todas las personas en el mundo alguna vez han mentido por diferentes circunstancias, siendo considerada muchas veces una estrategia para no tener que enfrentar la realidad o tener que asumir las consecuencias de nuestras propias acciones.
Un estudio realizado en la universidad de Massachusetts nos mostró que el 60% de las personas mienten al menos una vez durante una conversación de 10 minutos. Y es que el individuo empieza a mentir desde la infancia y los sigue haciendo hasta la adultez, pero ¿Cuándo es que esta mentira esporádica podría considerarse una mitomanía?
Conociéndose también con los nombres de seudología fantástica o mentira patológica, la mitomanía suele ser una conducta adictiva y repetitiva no teniendo un motivo o circunstancias válidas. Para el mitómano el mentir se convierte en un hábito, siendo una forma de relacionarse con los demás, lo que los pude llevar a crear historias insostenibles, y aunque se puedan dar cuenta de que las otras personas los han descubierto pueden seguir mintiendo y complicar aún más su narración. Por lo que este trastorno puede llegar afectar todos los aspectos de la vida de la persona que lo padece tanto en el ámbito laboral, familiar, sentimental y social, siendo muchas veces incapaz de darse cuenta de qué es lo que origina estos problemas.

Por lo que es relevante conocer cuáles son los síntomas de un mitómano:

  • Manifiesta niveles de ansiedad altos cuando tiene frente a él las condiciones ideales para poder mentir.
  • Pensamientos recurrentes que lo llevan a mentir.
  • Manifiesta dificultad para poder resistir el impulso de mentir.
  • Siente satisfacción cuando los demás descubren las mentiras.
  • Presenta baja autoestima.
  • Pocas habilidades sociales.

Todos estos síntomas también pueden provenir de un trastorno de personalidad antisocial o personas con dependencia de sustancias. El mitómano se siente más cómodo mintiendo que diciendo la verdad ya que este trastorno es una conducta adictiva. La edad promedio de origen es a los dieseis años.
El 40% de mitómanos presentan anomalías en el sistema nervioso, presencia de epilepsia, traumatismo cráneo encefálico o infección.

Cómo identificar a un mitómano:

  • Con frecuencia hablan de sus experiencias y logros en los que figuran como victoriosos o heroicos.
  • También suelen contar historias en las que ellos son las victimas en busca de simpatía.
  • Sus narraciones siempre están bien elaboradas y están llenas de detalles.
  • Se caracterizan por tener diferentes versiones de la misma historia.

El mentir compulsivamente podría afianzarse como consecuencia de los castigos recibidos en la niñez. Lo que nos indica que no hay que castigar a los infantes cuando dicen pequeñas mentiras que son producto de su imaginación y forman parte de un estado evolutivo. Ya que lo que se origina es reforzar un comportamiento negativo; siendo relevante explicarles la diferencia entre realidad y fantasía.

¿Qué le sucede al cerebro de un mitómano?
Las mentiras le pueden proporcionar al individuo, cierto nivel de satisfacción; el saber que cada una de las mentiras que pueda decir tienen cierto nivel de peligro produce una descarga de adrenalina en el cerebro actuando como un reforzador fortaleciendo la respuesta mitómana y convirtiéndose en un círculo vicioso.
Investigadores del University College de Londres nos dicen que es importante conocer que cuando mentimos por primera vez para obtener algo, se origina una activación en la amígala; la cual tiene la función de originar sentimientos negativos que nos hayan sentir mal, limitando el alcance de la mentira.
Actualmente neurocientíficos de la Universidad de California del Sur encontraron que el cerebro de los mitómanos es ligeramente diferente de los individuos que dicen la verdad. Teniendo 26% más de sustancia blanca en la corteza prefrontal.
La sustancia blanca tiene como función la transmisión de la información por lo que al haber un incremento de las misma hay una mayor capacidad cognitiva para poder procesar las mentiras y poder manipular.
Muchas veces las historias contadas por los mitómanos pasan como creíbles ya que cuentan con abundantes detalles. Lo que conlleva a pensar que el individuo a estado procesando a minuciosamente toda esa información.

El pensamiento de un mitómano
Tras la mentira patológica o mitomanía hay una persona con baja autoestima, tiene el pensamiento de que si se muestra tal y como realmente es, no será aceptado por los demás. Los mitómanos están caracterizadas por poseer una personalidad insegura; y sus mentiras con frecuencia son un plagio de ideas, pensamientos y vivencias de los otros; siendo usualmente de personas que ellos admiran. Al presentar pocas habilidades sociales hacen uso de las mentiras para poder parecer más interesantes ante las personas que lo rodean.
Citando a la doctora Maricarmen Jiménez Colín del Departamento de psiquiatría y salud mental de la UNAM; nos dice que la mitomanía es una falsificación desproporcionada que puede llegar a ser extensa, complicada o presentarse durante años o incluso toda la vida.
Es importante conocer que el mitómano dice mentiras con dos fines, el primero, para poder obtener algún beneficio; y el segundo, para poder construir una imagen y así poder ganar la admiración de los demás.
Como se dijo, suele estar vinculado a diferentes trastornos mentales, como el trastorno histriónico, el antisocial, el límite, el facticio o el narcisista.

Tratamiento
El mitómano no es capaz de reconocer que lo que está haciendo trae problemas, por lo que es relevante que la persona quiera cambiar por si sola; ya que la mayoría de estas personas que llegan buscando ayuda solamente lo hacen por haber sido obligados por sus familiares o por razones médico-legales.
Por lo que si el mitómano necesitase un tratamiento psicológico, la más factible es la psicoterapia cognitiva conductual, ya que lleva al individuo a un análisis de la situación; aclara cómo es que funciona la persona; cuál es el entorno en el que se da la problemática y cuáles son las consecuencias que trae consigo. De esta forma, el individuo podría darse cuenta de la situación y poder tomar la decisión de realizar un cambio.
En algunas situaciones el tratamiento psicológico va acompañado de fármacos.
Para que el tratamiento pueda ser efectivo se necesita la ayuda profesional, compromiso del paciente y apoyo o colaboración de su entorno.

PALABRAS CLAVES: Mitómano, adrenalina, narcisista, capacidad cognitiva.

REFERENCIAS

  • Dike, C. (2008). ¿Mentira patológica síntoma o enfermedad? Recuperado de https://www.psychiatrictimes.com/view/pathological-lying-symptom-or-disease
  • Linares, R. (2021). La mentira como forma de vida. Recuperado de: https://www.elpradopsicologos.es/blog/mitomania-mitomano-mentiroso-compulsivo
  • Mitomanía o la forma compulsiva de mentir – Ciencia UNAM.

¿Qué es la motivación?

La motivación es un concepto que usamos cuando queremos describir las fuerzas que actúan sobre, o dentro de un organismo, para iniciar y dirigir la conducta de este. Se refiere a aquellos procesos que dan energía y dirección al comportamiento. Entonces son fuerzas que permiten la ejecución de conductas destinadas a modificar o mantener el curso de la vida de un organismo, mediante la obtención de objetivos que incrementen la probabilidad de supervivencia, tanto en el plano biológico, como en el plano social. Asimismo, las emociones son las que activan la conducta motivada, debido a que son cercanas al estímulo que motiva al sujeto para aproximarse o evitar, un objeto meta.

El estudio de la motivación y emoción en Psicología trata sobre todas las condiciones que existen dentro de la persona, al ambiente y la cultura; para explicar el por qué queremos lo que queremos y por qué hacemos lo que hacemos. Es así que la motivación se refiere a los anhelos, esperanzas, deseos y aspiraciones del ser humano, tanto las suyas como de aquellos que le importan, como sus futuros alumnos, empleados y sus hijos. En consecuencia, el estudio de la motivación intenta responder a dos grandes preguntas: ¿cuál es la causa de la conducta? y ¿por qué el comportamiento varía en intensidad?

Antecedentes filosóficos de la motivación

Las raíces intelectuales del estudio de la motivación les deben sus orígenes a los antiguos griegos. Por una parte, Platón propuso que la motivación fluía de un alma tripartita como tres aspectos distintos del alma que motivaban y explicaban los diferentes terrenos de la conducta. Por otro lado, Aristóteles utilizaba una terminología distinta: nutritiva, sensible y racional. El aspecto nutritivo era el más impulsivo, irracional y animal; y contribuía a los impulsos corporales necesarios para sustentar la vida. El aspecto sensible también se relacionaba con el cuerpo, pero regulaba el placer y el dolor. Por último, el componente racional del alma era exclusivo de los seres humanos, ya que se relacionaba con las ideas, era intelectual y se caracterizaba por la voluntad.

En la Era pos renacentista

Descartes (1596-1659) amplió el dualismo mente-cuerpo. El cuerpo poseía necesidades nutritivas y respondía al ambiente en maneras mecanicistas a través de sus sentidos, reflejos y fisiología. La mente era un ente pensante y espiritual con una voluntad deliberada: podía controlar el cuerpo y gobernar sus deseos. Para Descartes, la fuerza motivacional máxima era la voluntad, como una facultad (poder) de la mente que controlaba los apetitos y pasiones corporales en beneficio de la virtud y la salvación mediante el ejercicio de su poder de elección.

Antecedentes teóricos

A principios del siglo XX, W. James y McDougall defienden que la conducta humana es de naturaleza instintiva. Es así que como carácter innato de la conducta no se podía modificar, y se explica mediante la presencia del estímulo apropiado que desencadene automáticamente la conducta asociada al instinto. Por otro lado, Woodworth ve al impulso como el factor interno del organismo que es responsable de la conducta, es decir, como la fuerza que se desencadena producto de las necesidades de las personas en relación a su medio ambiente. Asimismo, Thorndike sostiene desde una perspectiva hedonista, que la motivación de una conducta depende de las consecuencias placenteras o displacenteras de la conducta realizada en ocasiones previas. Es así que la persona repetirá la conducta si la consecuencia es placentera, y se evitará si la consecuencia es displacentera.

Alternativamente, entre 1910 y 1920, en esta época el conductismo a cargo de Watson, empieza a proliferar su teoría del aprendizaje, dándose dos perspectivas acerca de la motivación, como son la ambientalista frente a la mentalista o instintiva de la época. El conductismo sostenía que los responsables de la conducta motivada eran los factores ambientales o externos, y que el ser vivo era un agente pasivo y reactivo ante la estimulación del medio ambiente. Al mismo tiempo, Kohler y Tolman se muestran contrarios ante la teoría del estímulo – respuesta que defiende el conductismo, y toman la perspectiva mentalista, reestructurando el paradigma propuesto por el conductismo, como estímulo – organismo – respuesta, dándole al sujeto un carácter activo. A partir de los años 50 – 60, la psicología cognitiva daría su teoría sobre considerar a la persona como un procesador activo de la información.

Grandes teorías: Voluntad, instinto y pulsión

La esperanza de Descartes era que una vez que se comprendiera la voluntad, inevitablemente se desarrollaría un entendimiento de la motivación. Se hizo cierto progreso cuando los actos de la voluntad se identificaron como de elección, esfuerzo y resistencia, no obstante, no obtuvieron resultados. Respecto a esto Johnmarshall (2010) nos dice: “No descubrieron la naturaleza de la voluntad ni las leyes bajo las que operaba. En esencia, los filósofos se encerraron solos en un callejón sin salida al complicar el problema que habían estado tratando de solucionar” (p. 20).

Sobre el instinto, los pensadores de la motivación del siglo XIX se despojaron del alma racional del dualismo filosófico y conservaron lo que quedaba: las pulsiones, impulsos y apetitos biológicos. Para Darwin, gran parte de la conducta animal parecía innata, automatizada y mecanicista. A fin de explicar esta conducta adaptativa Darwin propuso el instinto, concepto que popularizó William James, con su teoría motivacional del instinto. En esta explicaba que para traducir un instinto en una conducta era necesaria la presencia de un estímulo apropiado. Ante esto, la postura de McDougall era más extrema en cuanto a que sin los instintos, los humanos no iniciarían acción alguna. Sin estos “motivadores primarios”, los seres humanos serían masas inertes, cuerpos sin impulso a la acción. En otras palabras, toda motivación humana debía sus orígenes a un conjunto de instintos genéticamente heredados.

La pulsión surgió a partir de una biología funcional, una que comprendía que la función de la conducta era satisfacer las necesidades corporales. Es así que los animales experimentaban estas deficiencias corporales, en términos psicológicos, como “pulsiones”. Por lo que, la pulsión motivaba cualquier conducta que sirviera para satisfacer las necesidades del cuerpo.

Es así que, durante el siglo XXI, el estudio de la motivación tiene múltiples perspectivas (miniteorías de la motivación) y cada una de las cuales contribuye con una pieza distinta del rompecabezas al estudio de la motivación y la emoción. En perspectivas, tenemos diferentes teorías, como la conductual, la neurológica, la fisiológica, la cognitiva, la sociocognitiva, la cultural, la evolutiva, la humanista y la psicoanalística.

Tipos de motivación

Existen dos tipos de motivación que se refieren al origen de la motivación en el sujeto. En primer lugar, la motivación intrínseca, que surge dentro de la persona y que es más personal del sujeto, esto quiere decir que obedece a los intereses propios de cada persona, y en donde existe un placer en el proceso de alcanzar lo que se quiere lograr. Por otro lado, la motivación intrínseca, surge de la necesidad de satisfacer una necesidad psicológica, en base a la autonomía, a demostrar competitividad, y a establecer afinidad en las relaciones de la persona. Por ejemplo, Ana es madre soltera y tiene dos trabajos de medio tiempo, su motivación desde un sentido interno es su hijo, ya que responde a su amor de madre. En segundo lugar, vemos la motivación extrínseca, que viene del entorno del sujeto, como una recompensa. Por ejemplo, cuando en una clase la profesora otorga caritas felices a los niños que cumplan siempre con sus tareas y sean responsables, y que luego van a poder ser cambiadas por algún premio. Otro ejemplo, Carlos juega la lotería todos los días, porque quiere sacarse el premio mayor, su motivación desde un sentido externo es tener mucho dinero. Asimismo, este tipo de motivación sigue la línea de un contrato conductual, en donde se asocia un comportamiento solicitado con un incentivo que sea del interés de la persona. Por otra parte, en esta clase de motivación hablamos de reforzadores, que son factores que responden no solo a cuestiones materiales, sino también al ego de la persona, en donde se exalten sus cualidades o se le de reconocimiento. Dentro de estos reforzadores, se observan reforzadores positivos que están dirigidos a aumentar la conducta deseada y negativos que están dirigidos a eliminar la conducta indeseada. También, es importante resaltar dos conceptos importantes que forman parte del tipo de motivación extrínseca. Primeramente, el castigo como el estímulo ambiental que al ejecutarse puede disminuir o eliminar una conducta no deseada. En segundo lugar, la recompensa, que obedece al contrario del primero, a aumentar o perpetuar una conducta permitida o deseable en la persona.

La mente humana y la motivación

Toda conducta tiene una explicación, y la motivación, es la razón por la que hacemos las cosas. Es como una pirámide, en la base de la pirámide están las motivaciones primarias que son fisiológicas como el hambre. Luego encontramos la motivación sexual que en el humano no es instintiva, sino que implica factores psicológicos, sociales y culturales. En un nivel más alto observamos la exploración, que se da en los niños pequeños cuando exploran un mundo que no conocen en busca de sensaciones nuevas, o en el querer enterarnos de las cosas, a lo cual su negativo es la privación sensorial que implica no enterarse de lo que sucede, lo que tiene más impacto en personas que han sufrido de secuestro o han estado incomunicadas. Posteriormente encontramos la afiliación, que es la necesidad que algunas personas sienten más profundamente y que implica la necesidad pertenecer y de ser queridos; y que comprende no solo recibir sino dar algo a cambio, como la cooperación, el altruismo y el dar apoyo a los más necesitados. Por último, vemos el logro o realización personal, que nos empuja a obtener lo mejor de nosotros mismos. Asimismo, la motivación por logro es muy importante en los niños, ya que implica dar lo mejor de sí mismos, impulsados por fuerzas que provienen de su ser interior, lo cual se logra trabajado la independencia y el querer hacer bien las cosas. Así también, se observa que cuando no conseguimos el objetivo, podemos saltar la barrera, desistir, u optar por una meta sustitutoria y que la frustración se vuelva agresión, esto debe evitarse ya que, de lo contrario, la agresividad se puede volver continua, y es mejor enseñar que es preferible esforzarse más hasta conseguir lo que se espera.

Para finalizar, La motivación es el impulso interno que actúa dentro de uno mismo, con el fin de alcanzar un objetivo, que tiene que ver con la supervivencia en el plano biológico y social. Gonzáles (2012) nos dice, “La motivación es eminentemente afectiva, pero en ella juegan un papel decisivo los procesos cognoscitivos y el reflejo del mundo que ellos engendran” (p. 2). Entonces la motivación se puede definir como las fuerzas que suceden dentro del organismo, como consecuencia de factores internos bajo los términos del instinto o del impulso; y externos relacionados con el ambiente desde la perspectiva del aprendizaje. Por otro lado, las emociones son las que activan las conductas motivadas, estas pueden considerarse procesos afectivos, pero no todas son emocionales. Por lo que la motivación es la fuerza que nos impulsa a actuar de una determinada manera, esta puede ser más fuerte en unas personas que en otras, dependiendo de su naturaleza y de lo que quieren lograr. Asimismo, nos ayuda a superar debilidades, para conseguir objetivos, alcanzar metas, u obtener cosas, que pueden ir de sencillas a excepcionales. Por otra parte, se divide en intrínseca que viene desde el interior del sujeto y es la más eficaz e importante, ya que responde a intereses personales; y en extrínseca, que se basa en estímulos externos para que la persona se interese o se motive en lograr lo que se quiere, mediante factores externos. Es importante resaltar, que la motivación en los niños desde su ser interior es fundamental, ya que al ser el mejor tipo de motivación y el más fuerte, manejarán de mejor manera la frustración y la agresividad, en caso de no poder lograr lo que se han propuesto, entendiendo que el fracaso es parte del proceso de lograr sus metas u objetivos, sin desvanecer en el intento de lograr lo que quieren.

Bibliografía

Gonzáles, D. (2012). Criterios y técnicas para el estudio de la motivación. La Habana: Editorial PUEBLO Y EDUCACIÓN. Recuperado de https://books.google.es/books?id=odUREAAAQBAJ&lpg=PP1&ots=7Qd-GIAxTi&dq=MOTIVACION%20PSICOLOGIA&lr&hl=es&pg=PP1#v=onepage&q&f=false

Johnmarshall, R. (2010). Motivación y emoción. (quinta edición). México: McGRAW-HILL/INTERAMERICANA EDITORES, S.A.

La mente humana: La motivación. (7 de enero del 2014). Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=BIB4vji0kiY

Canciones para la vida

“Me gusta estar al lado del camino” dice Fito Páez en su canción. Antes de iniciar con este artículo, te invito a darte cuenta de cómo estás respirando ¿sientes que te oxigenas o solo respiras por respirar?, ¿estás al lado del camino…mirando como todo pasa? Concientiza qué sucede contigo y más importante aún revaloriza tus sentidos, como si se trataran de valores en la bolsa económica.

Revalorizar, implica otorgar la estimación que se encontraba ausente. Qué tanto valoramos nuestros sentidos y su utilidad en la vida diaria, puede ser cosa que ahora nos parezca una nimiedad, pero, gracias a ellos nos damos cuenta de qué sucede en el mundo, sin gusto ni olfato, por ejemplo, no podemos conectar nuestras emociones de alegría ni de placer gracias a ese guisado espléndido que prepara mamá; o, sin sentido auditivo, no podemos erizarnos al ritmo de “Creo en mí” de Natalia Jiménez. De este modo, hoy quiero exponer la necesidad de indagar cuál es la playlist de muchos de mis conocidos y amigos, si bien es una muestra pequeña, la escogencia de temas invita a la reflexión, aquí, más que simples menciones de canciones y su posible significado subjetivo, ofrezco una perspectiva de que es necesario “vivenciar” en lugar de simplemente “estar” en un espacio.

Viktor Frankl comentaba de un modo personal y realista que el escape es hacia dentro, en el mundo de la música tenemos un camino perceptivo similar, la melodía comienza ingresando por nuestros canales auditivos y nuestro procesamiento nos lleva a traducir en sensaciones gratas o molestas. Sin embargo, el punto importante que evoca a Frankl es sobre el poder de abstraerse pese a circunstancias y aunque suene como una actitud compleja que solo es competencia de Buda, con la música podemos hacerlo sin relativo problema.

Observemos por ejemplo los siguientes casos: Kiki Rodríguez tiende a molestarse cuando va a un restaurante, no le gusta escuchar a los niños rechinando sus dientes, tampoco el masticar de otros ni mucho menos tolera los malos modales en la mesa. Aquí, el tema sensorial es vital, reflexionar sobre esto es importante no solo para evitar etiquetar a otros de “quisquillosos”, sino para comprender el entramado mundo de la música.

Cuando hablamos de integración sensorial, Ayres citado por Del Moral, Pastor, Sanz (2013) encontramos que se trata del proceso neurológico que organiza las sensaciones del medio ambiente y del cuerpo para usarlo efectivamente en el entorno. Para procesar esto de mejor manera, consideremos el caso de Kiki ¿quién desearía comer en un lugar donde los estímulos influyen de tal modo en su estabilidad emocional que al final no hay motivo más allá del de llenarse? El mundo sensorial nos invita a hacernos estos cuestionamientos.

Ahora bien, en el plano musical ¿cuántas veces no hemos hecho miradas de reprobación ante un género o un sonido? ¿no tenemos un poco de Kiki cuando por azares de la vida nos metemos en una situación que tiene un sonido que no nos agrada? ¿cuánto más estaríamos dispuestos a tolerar sí comprendiéramos más el enfoque del gusto musical en lugar de juzgar? Creo, de forma realista y sin aspirar a grandes cambios que, la tolerancia sería mejor lo cual traería consigo personas que seguirían en lo suyo sin tanto desgaste emocional.

¿Qué importa hoy día en la música?

En un estudio reciente, se reseñó la identificación en dos revistas españolas de gran tiraje que lo que preocupa en este segmento de la humanidad al que llamamos historia es lo referente a la mujer trabajadora, compromiso social, ecología entre otros temas, ahora, medita ¿Qué buscas cuando escuchas? Sí es “camina siempre hacia adelante” de Alberto Cortez ¿existe alguna reacción en tus sentimientos? ¿Qué tanto cambia tu perspectiva sobre un tema tan complejo como es la familia escuchar “amor y control” de Rubén Blades? Así como en estos tiempos las canciones pueden perfilarse como de poco contenido o “mucho texto” siempre debemos recordar que algo está diciendo, del contexto, de la historia, la sociedad. Movilízate.

La música como mediador emoción-conducta

Tal vez el siguiente ejemplo pueda suscitar algunas muecas de desagrado para algunos, pero, te invito a expandir tu entendimiento y comprender la riqueza que puede otorgarte lo siguiente: ¿Qué ha hecho de revolucionario Lady Gaga? O ¿por qué alguien consideraría como su canción bandera Corazón Encantado de Dragón Ball GT?

La respuesta, por más evidente que pueda sonar es sencilla: significado emocional o relevancia emocional. Del Amo, en su crítica al más reciente álbum de Lady Gaga “Chromatica” (2020), nos habla de cómo logró mezclar su “Yo” vulnerable revelando detalles de su padecimiento de antipsicóticos a partir de sufrir de fibromialgia, una enfermedad descrita como “dolor musculoesquelético generalizado, aumento de la sensibilidad al dolor, rigidez, fatiga, entendida como cansancio continuo y sueño no reparador” (López y Mingote, 2008). Y esto me lleva a considerar, no es acaso la expresión emocional la herramienta terapéutica más importante cuando hablamos de bienestar emocional, no es el poder decir crudas verdades una estrategia de supervivencia óptima para transformar el entorno, y, más relevante todavía es pensar que con esto, miles lograron alzar su voz por sentirse respaldados.

Remontémonos a nuestra adolescencia, momentos de construcción de identidad, donde esa melena al aire libre sin peinar constituía una huella de identidad sin importar los señalamientos de nuestros “mayores”. Así, como en ese momento la felicidad se asomaba por mantener una estética genuina a nuestro yo del momento, la música nos da un atributo más, que en momentos difíciles nos hacen menguar desde el más profundo duelo hasta una estabilidad aceptable.

En sesiones de terapia, un ente conector magnífico es una melodía pegajosa que despierte en el paciente una nueva perspectiva o estado de consciencia tal y como pudiera serlo “Nostalgia” del reconocido Binomio de Oro, “The Climb” de Miley Cyrus e inclusive “Diabla” de Fanny Lu, todas mencionadas por conocidos y algunos pacientes. 

En pareja, es natural tener muchos impasses y ver la vida marital conjugada en una canción tal como sucede con “conteo” de Gilberto Santa Rosa, y ponernos a reflexionar y dar ese paso que aunque nos hace temblar las piernas, sabemos que es necesario y le decimos adiós al ser amado.

En individual, recapitular hechos pasados y pensarlos como profundas decepciones o grandes victorias también pueden ser parte de un track musical, como es el caso de la canción “el guerrero de la vida” de Nash, donde ejecuta en agudos versos una realidad sobre cómo hacer frente a los embates del destino.

De este modo, te invito a que musicalices tu vida y resuenes en torno a ella. Bailando, contemplando, sintiendo y aguardando, porque ante todo, “confiá, confiá” (Fito Páez).

Referencias

Sergio del Amo (01 de enero de 2020). Chormatica. Mondo Sonoro. https://normas-apa.org/referencias/citar-pagina-web/ 

Del Moral, Orro G, Pastor Montaño Ma, Sanz Valer P. Del marco teórico de integración sensorial al modelo clínico de intervención. TOG (A Coruña) [revista en Internet]. 2013 [6/11/2021]; 10(17): [25 p.]. Disponible en: (PDF) DEL MARCO TEÓRICO DE INTEGRACIÓN SENSORIAL AL MODELO CLÍNICO DE INTERVENCIÓN FROM THE SENSORY INTEGRATION THEORETICAL FRAMEWORK TO A CLINICAL MODEL OF INTERVENTION | PAULA VEJAR – Academia.edu

Frankl, V. (1946). El hombre en busca de sentido. Barcelona, España: Herder,