El instinto en el ser humano

¿Tiene instintos el ser humano? De buenas a primeras podríamos decir que sí, por lo menos, si echamos un vistazo rápido a muchas de nuestras acciones y al habla popular. Encontraremos muchas conductas y pensamientos que se presentan casi de manera automática, sin pensar, asimismo, no es inusual que escuchemos frases o expresiones que usen la palabra “instinto”, tales como: “tiene instinto para x, y, o z cosa”, “es nuestro instinto de supervivencia”, “lo hizo instintivamente”, “nos guiamos por nuestros instintos”, etc.

Pues bien, podemos apreciar que la palabra no es ajena al habla popular, y está muy presente en el inconsciente colectivo de nuestra sociedad. Y precisamente, esta es una razón muy importante para despejar presupuestos e iluminar las ideas que giran en torno al “instinto”.

Entre las acepciones que nos brinda la Real Academia Española (2022) para dicha palabra, tomaremos especial atención en la primera y la cuarta acepción, así como una ligera mención a la segunda (es oportuno mencionar que la tercera acepción de instinto obedece al habla popular o coloquial antes aludido, y la quinta, ya ha caído en desuso, por ello no hace falta ocuparnos de ellas).

La primera acepción: “Conjunto de pautas de reacción que, en los animales, contribuyen a la conservación de la vida del individuo y de la especie”.

Aquí entraría en debate afirmar si somos animales o no, pero ya que ese no es el propósito de estas líneas, solo me remitiré a que Aristóteles decía que el hombre es un animal social y político (1988, p. 50, 168). No obstante el estagirita también tiene una idea que sí compete a nuestro tema; él afirmó que “los demás animales [aparte del ser humano] no se dan cuenta de la razón, sino que obedecen a sus instintos” (p. 58). 

curled up husky in snow - dog sleeping in snow fotografías e imágenes de stock
Es el instinto de los perros de trineo lo que les permite sobrevivir en la nieve.

Esto se puede complementar con lo afirmado por Marco Aurelio Denegri (2012, p. 41, 42), donde hay instinto, no puede haber inteligencia superior. En cuanto surge la segunda, la primera desaparece. Y ya que el ser humano tiene inteligencia superior, se debe concluir su carencia instintiva. Además el instinto es seguro, infalible, pero también es rígido y autómata, el animal no se equivoca cuando actúa por instinto, en cambio, si bien la inteligencia del hombre, le permite desplegar sus facultades con libertad, también abre la puerta al error y al desacierto, sí nos moviésemos bajo el instinto, estaríamos imposibilitados de cometer errores.

Wolf - Wikipedia
El instinto del lobo hará que no mate a otros lobos fuera de su manada, a menos que invadan su territorio, en especial cuando la comida escasea.

La segunda acepción es: “Móvil atribuido a un acto, sentimiento, etc., que obedece a una razón profunda, sin que se percate de ello quien lo realiza o siente”. Esta acepción podría encajar mejor con el fenómeno del insight, del cual ya hice un estudio que puedes consultar si haces clic aquí.

Luego, tenemos la cuarta acepción, de naturaleza religiosa y poco usada, pero aún vigente: “Impulso o movimiento divino, referido a inspiraciones sobrenaturales”. ¿Qué significa esto? De qué se tratan esas inspiraciones sobrenaturales y movimientos divinos. 

Instinto de Beklan Kızılçay

Pues bien, nuestro insigne psicólogo nacional, Leopoldo Chiappo (1999, p. 55, 56), tiene una explicación muy buena que edificó a partir del concepto instinctus divinus, dado por Santo Tomás de Aquino. Menciona que el animal humano y profundo que es el hombre, despertó un nuevo tipo de instinto, en efecto, el instinctus divinus, el estímulo y “aguijón” de lo divino, que hace que el ser humano se eleve espiritualmente y supere el psiquismo animal. El aguijón, en cuestión, atraviesa la naturaleza humano hasta lo más profundo de su ser, e incluso puede llegar a hacer que el deseo de satisfacer el instinto divino sea más urgente que calmar el hambre, la sed, y los deseos físicos, y que nos demos cuenta que lo más importante es aspirar a lo infinito y eterno, satisfacer la necesidad de la belleza, ahondar en la verdad, luchar por lo que es justo, y darnos cuenta que, en palabras de San Francisco de Sales (citadas por Chiappo), “los hombres hacen más [cosas] por amor que por severidad y rigor”. Sin duda este concepto tomasiano merece mayor profundización en un próximo artículo.

En conclusión, podríamos decir que, en el sentido coloquial, sí tenemos “instintos”, pero propiamente hablando, no los tenemos, no de la manera en que los demás animales lo tienen; más bien, tenemos pulsiones, impulsos, tendencias, inclinaciones, etc., y, finalmente, en un plano que va más allá de de los dos anteriores, tenemos un solo instinto, diferente y superior al instinto de los animales, y me atrevería a decir que incluso es superior a la inteligencia humana, que nos lleva a la virtud y a todo lo bueno que el ser humano pueda buscar, incluida la eternidad, la trascendencia definitiva, y a Dios mismo.

Referencias

Aristóteles (1988). Política. Madrid: Editorial Gredos S. A.

Chiappo, L. (1999). El animal profundo: perfil psicológico del hombre. Persona, 2(002), 33-78. https://doi.org/10.26439/persona1999.n002.699

Denegri, M. A. (2012). Normalidad y anormalidad y El asesino desorganizado. Lima: Fondo editorial de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega.

REAL ACADEMIA ESPAÑOLA. (2022). Instinto. https://dle.rae.es/instinto

Hoy les quiero contar una historia

Cuando era niño, solía jugar en algún parque cercano a casa durante las tardes, después de hacer mis deberes iba con mis hermanos con algunos juguetes pequeños.

En una ocasión, me puse a jugar con un niño que jamás había visto, pero entendíamos el juego, nos comprendimos casi sin hablar.

Después de media hora de jugar, nos habíamos hecho grandes amigos, como si nos conociéramos de toda la vida, cuando de pronto tuvimos un desencuentro.

Peleamos sin tregua, no solo con palabras o gritos, sino con golpes, y cuando ya no teníamos nada más que decirnos, cada uno tomó sus fichas ganadas, dejó las perdidas, y con la ira más intensa, nos fuimos.

Al día siguiente nos volvimos a encontrar y nos pusimos a jugar.

Honestamente, no estoy seguro donde oí esta historia, pero me dejó más enseñanzas de las que las que puedo recordar sobre el rencor y el odio. Este relato me atrapó, me emocionó y me enseñó, hoy la puedo recordar como si yo mismo la hubiera vivido.

Ese es el efecto que tiene contar historias, cuando una empieza nuestro cerebro automáticamente presta atención.

¿Por qué?

Cuando nuestro cerebro sabe que viene una historia, empieza a segregar neurotransmisores entre ellos la dopamina, si quieres despertar la atención de tus oyentes en una reunión o auditorio, puedes empezar con «Les voy a contar una historia», automáticamente, nuestro cerebro segregará dopamina, la cuál hará que el cerebro quiera más de ella. Nosotros buscamos el efecto de este neurotransmisor, constantemente, es por ello que invertiremos nuestra atención en la historia, pues esto nos asegura más dopamina.

Les contaré otra historia:

Un explorador se encuentra en su tercer día en la sabana africana, no ha encontrado nada interesante que documentar, está agotado y prepara su vuelta, con la enorme derrota a sus espaldas, mientras está caminando se encuentra frente a una fiera.

La fiera lleva días sin encontrar comida, está hambrienta.

El explorador, consciente de su posición, comienza una carrera de escape. La bestia empieza su feroz caza.

Luego de unos minutos de huida, el explorador se encuentra frente a una caída de varios metros por delante, se acerca a la orilla del cañón, ve un arbusto a mitad de la caída y decide lanzarse e intentar tomar las ramas de aquel arbusto.

La fiera llega a la orilla del cañón, pero le es imposible frenar a tiempo y cae.

El explorador está entre las ramas del arbusto y la fiera, malherida y hambrienta, al final del cañón, esperando a que el cazador baje.

Pasan la noche en esas posiciones, al día siguiente, el explorador abre los ojos, el arbusto ha florecido, una pequeña flor se prende de una de sus ramas.

Probablemente estés esperando el final de la historia, ¿qué pasa con el explorador?, ¿qué pasa con la fiera?

Acabas de experimentar como tu cerebro te pide más dopamina después de haber invertido tu atención en la historia.

Probablemente, la mejor forma de contar historias sea transmitiendo un matiz personal, con una carga emotiva. La felicidad, el miedo, la tristeza, etc., permiten que los oyentes se pongan en el lugar del personaje principal, sientan como él, vivan lo que él vive, y por eso, las historias bien contadas no solo nos aseguran la atención, también llegan a ser inolvidables.

Las historias sirven para crear un escenario o explicar el contexto, y se puede usar en correos electrónicos, en presentaciones de gerencia, en entrevistas de personal, o en reuniones con clientes o potenciales clientes.

Cuando intentamos ir de lo general a lo particular, perderemos la atención de nuestros oyentes rápidamente, es mejor ir de lo particular a lo general, pues esto asegura que nuestra alocución sea más humana, empezar a hablar de las personas y terminar por los procesos, y no al revés

Cuando estaba en la universidad, nos juntábamos en grupos para hacer investigaciones formativas; al final del curso cada grupo exponía su trabajo de investigación ante el docente y los estudiantes, todas las exposiciones tenían la siguiente estructura:

·        Iniciaban contando la historia de la empresa donde habían realizado su investigación, la situación, número de trabajadores, remuneración, jornadas de trabajo, desempeño promedio, todos los datos numéricos de la empresa.

·        Continuaban por describir una situación problemática, como por ejemplo, la falta de motivación, remuneraciones bajas, cómo el personal pierde el tiempo en procesos innecesarios, etc.

·        Finalmente, daban las conclusiones de su estudio, y las sugerencias para mejorar la situación problemática.

Esta estructura es la que tenía el documento de investigación y los grupos expositores la usaron para intentar explicar la investigación que habían hecho, y aunque es un método correcto, también resulta bastante aburrido, la información realmente interesante está en el final de la presentación, con lo que en los primeros minutos de la exposición se ha perdido toda la atención del auditorio.

Cuando nos dimos cuenta de esto, reordenamos nuestra investigación, pusimos un pequeño contexto al inicio de la exposición, e hicimos una serie de preguntas, toda pregunta merece respuesta, es por ello que pudimos generar la dopamina necesaria para que el auditorio invirtiera su atención en nosotros.

La estructura fue la siguiente:

·        Situación: La empresa tiene que entregar X cantidad de paquetes al mes.

·        Problema: La mala noticia es que no se está llegando a la meta, y eso cuesta X dinero al mes/puede costar dinero al mes.

·        ¿Porque?: El personal realiza algunos procedimientos innecesarios que les hace perder el tiempo, falta de personal.

·        Solución: Modificar los procesos en cuestión para hacerlos más ágiles.

·        Beneficio: ¿Cuánto tiempo se ahorra modificando estos procedimientos?, ¿cuánto dinero se ahorra o se gana en el primer mes/ año?

La mayoría de los presentes en aquel auditorio prestó atención de principio a fin, además que había generado cierta frescura a la tarde.

Nuestro cerebro siempre ordena las cosas de lo general a lo particular, como si de un libro o documento se tratase, eso nos da la sensación de control, pero, al explicar con esta estructura, nuestra presentación pierde impacto.

Si quieres mantener la atención de tus oyentes en una reunión, un auditorio o una entrevista de trabajo, intenta contar historias, o presentar los datos de forma más humana, notarás la diferencia en la atención que te prestan.

¿Quieres aprender más?

No te pierdas las siguientes publicaciones

¿Qué hay en la mente del dictador/a?

Primero debemos definir que es una dictadura, según la Real Academia Española es: «Régimen político que, por la fuerza o violencia, concentra todo el poder en una persona o en un grupo u organización y reprime los derechos humanos y las libertades individuales”. (2023)

Entonces, nos damos cuenta que este tipo de régimen tiene demasiado poder en el gobernante, generalmente, único, así como el caudillismo.

Pero ¿qué hace que “personas comunes y corrientes” se conviertan en tiranos o dictadores? En general, no se puede catalogar bajo un mismo concepto a todos, no todos manifiestan las mismas características ni tuvieron los mismos tropiezos.

Tal como lo menciona José Luís Álvarez, docente de Esade y sociólogo por la Universidad de Harvard, “no puede haber una psicología común para los dictadores, porque no hay ni siquiera una para los demócratas. Algunos no tienen nada especial, simplemente son jefes de su tribu. Explicar las dictaduras en términos de personalidad no tiene amparo científico”, señala. (Sandri, 2011)

Si tratamos de unificar las características en común, pues hablamos de personas que rebosan de confianza e independencia en sí mismos, algunos desprenden mucha energía sexual. Pero también suelen estar muy absortos, poseen la mitomanía como una habilidad despiadada, suelen ser sádicos y poseen un apetito insaciable de poder. Según Norrholm (Mayor Perez, 2017) podríamos agregar a la lista, frialdad, poco o nada de remordimiento, carentes de emociones, no tienen sentido del humor ni capacidad de reírse de sí mismos. No entienden que la democracia, en el fondo, es un juego de roles”, explica Álvarez. (Sandri, 2011)

El Gran Dictador (1940), Charles Chaplin Film Corporation

Psicopatología del poder


Segun Russel, el poder es lo más importante, lo que anhela una persona junto a la gloria, siendo esos los deseos mas intensos del hombre (Rusell, 1938), y hasta nos atreveríamos a decir que el poder es algo que ansiamos consciente o inconscientemente.

Se ha escrito mucho sobre los cambios (psicológicos y bioquímicos) que el poder produce en las personas que lo ostentan; por ejemplo, se ha sugerido compromiso del lóbulo temporal y del sistema límbico (Mejia, y otros, 2004).

En el transcurso de nuestra historia nos damos cuenta del ostentoso orgullo desmedido de los poderosos, y que debía ser contrastado. Por ejemplo, los generales romanos victoriosos recibían a su entrada en Roma, el regalo de una corona de laurel y un esclavo que, ante los vítores del pueblo, les susurraba unos pasos más atrás: ‘memento mori’ (‘recuerda que eres mortal’). En la coronación de los papas la alocución ‘sic transit gloria mundi’ les recordaba lo efímero de su reinado en la tierra (González-García, 2019).

En el 2008, el neurólogo, David Owen, publicó un libro en el que, atraído por el comportamiento y el perfil psicológico de ciertos políticos (parlamentarios, dictadores…), acuña el término ‘síndrome de hubris’ (SH) para describir a los mandatarios que creen estar llamados a realizar grandes obras; muestran tendencia a la grandiosidad y la omnipotencia y son incapaces de escuchar, al mostrarse impermeables a las críticas. Owen analiza el comportamiento de políticos como Roosevelt, Ariel Sharon, el sha de Irán, Bush, Blair, etc., y dedica un capítulo a las medidas de protección democrática contra los gobernantes con SH. Para Owen, el SH está indisolublemente unido al poder y alimentado por el éxito; lo describe como un trastorno adquirido y reversible (puede remitir al desaparecer el poder) (González-García, 2019).

El término ‘hubris’ o ‘hybris’ (ὕβρις, hýbris) es un concepto griego que significa ‘desmesura’.

Según Carvajal (2014), la persona afectada presenta: 

  • Evalúa una situación con ideas fijas preconcebidas. Rechaza todo signo contrario a sus ideas.
  • Es incapaz de cambiar de conducta. No saca provecho de la experiencia.
  • Trata a los demás con prepotencia.
  • Tiene una conducta marcadamente narcisista.

A continuación y para cerrar, les comparto unos ejemplos palmarios de la cuestión: Némesis en la mitología griega era la diosa de la justicia, del equilibrio y de la mesura. Castigaba los actos de soberbia y devolvía al enfermo de ‘hubris’ a los límites que había cruzado, restaurando el equilibrio de la naturaleza. El sol derritió la cera de las alas de Ícaro que, por querer volar demasiado alto (‘hubris’), cayó al mar y desapareció para siempre. El Se­ñor que confunde los idiomas de la tierra es la Némesis del pueblo orgulloso que pretende construir una torre que llegue hasta el cielo (Génesis 11: 1-9).

Referencias

Carvajal, C. (2014). Síndrome de Hibris: descripción y tratamiento. Rev Med Chile.
González-García, J. (2019). Síndrome de «hubris» en neurocirugía. Síndrome de «hubris» en neurocirugía.
Mayor Perez, A. (05 de Setiembre de 2017). Los rasgos que te hacen un dictador. LA VANGUARDIA.
Mejia, C., Garcia, J., Palacio, C., Correa, O., Gil, C., & Arango, J. (2004). Aspectos neurobiológicos de la psicopatía. Iatreia.
Real Academia Española. (17 de agosto de 2023). RAE. https://dle.rae.es/dictadura
Rusell, B. (1938). Power: a new social analysis. Londres: Allen G. & Unwin.
Sandri, P. (16 de noviembreee de 2011). En la mente del dictador. LA VANGUARDIA.

Entre los sentidos y la mente: Percepción

La percepción ha tenido múltiples miradas a través de los años, se ha visto desde muchas corrientes como el estructuralismo, gestalt, constructivismo, etc. Pero en este apartado revisaremos a la percepción como concepto cognitivo/perceptivo que nos lleva a dar diferentes significados a lo vivido.

Todos vemos el mundo de una forma diferente, la percepción no solo se refiere a cómo recibimos los estímulos mediante los sentidos, sino también a cómo la mente procesa lo que estamos presenciando. 

La percepción, usualmente, es definida como la capacidad de los organismos para obtener información sobre su ambiente, a partir de los efectos que los estímulos producen sobre los sistemas sensoriales, lo cual les permite interaccionar adecuadamente con su alrededor. 

Claramente, la percepción se da —a primeras instancias— mediante los sentidos; sin embargo, se trata de información que es captada por el cuerpo, a la que se le dará un significado luego de todo un proceso cognitivo. 

Justo en este punto es que se da la diferencia entre sensación y percepción, que a veces son confundidas; la segunda se refiere a la interpretación de los estímulos que recibimos, en base a la cultura, costumbres, experiencias y necesidades propias de cada persona.

Green, Fairchild, Knudsen & Lease-Gubrud (2022) comentan que el proceso de la percepción tiene tres etapas:

  1. Estimulación sensorial y selección

En  la primera etapa recibimos una abrumadora cantidad de estímulos, sonidos, olores, sabores, temperatura, colores, movimientos, etc, y pese a su recepción, no podemos atenderlos a todos; es entonces cuando iniciamos la selección sensorial, este es el proceso por el cual elegimos a qué estímulo le prestaremos atención, todo ello, casi siempre de manera inconsciente y, normalmente, guiado por nuestras vivencias, necesidades, limitaciones, expectativas, preferencias e intereses. 

  1. Organización

Lógicamente, es necesario que nuestro cerebro ordene lo que recibimos, por ello, utilizamos las plantillas que nos han sido enseñadas para poder procesar la información. Por ejemplo, diferenciar entre lo bueno y lo malo, o reconocer el prefijo de un número telefónico de otro país, etc. Asimismo, ocurre la proximidad que trata la manera en la que vemos las cosas dependiendo de lo que está a su alrededor; también se produce la agrupación dentro de este último aspecto, en el que asignamos características o rasgos similares a los items o cosas que lo rodean.

Las percepciones simples suelen ser de agrado para nuestro cerebro, debido a ello, las primeras impresiones son importantes y nos dejamos llevar por lo que inicialmente creemos de alguna situación o persona, por ejemplo, los estereotipos.

  1. Interpretación

Este último paso representa la manera en la que damos sentido a nuestras vidas, y determinamos lo que significa para nosotros. Aquí es cuando se presentan las vivencias, necesidades, limitaciones, expectativas, preferencias e intereses que nos llevan a dar una opinión o reacción ante un estímulo.

Todo el proceso de la percepción es complejo, y es impresionante como nuestro cerebro es capaz de traducir, organizar y reaccionar a estímulos durante toda nuestra vida, de manera automática, casi el 100 % de las veces. 

Es importante recordar que lo que hemos vivido, el lugar del que venimos, las personas con las que nos hemos relacionado, la religión que seguimos, etc., nos llevará a tener una mirada diferente de lo que nos ocurre, por ello intentemos ser empáticos y entender lo que hay entre los sentidos y la mente.

Referencias

Equipo editorial etecé (202). Percepción. Blog: Concepto. https://concepto.de/percepcion

Green, K., Fairchild, R., Knudsen, B. & Lease-Gubrud, D. (2022). Comunicación no verbal. Ridgewater College LibreTexts.

Pérez Porto, J., Gardey, A. (25 de noviembre de 2008). Percepción – Qué es, teoría, definición y concepto. https://definicion.de/percepcion/

Papalia, D. E. (1994). Psicología. Editorial McGraw-Hill.

Myers, D. G. (2007). Psicología. Editorial Médica Panamericana.

Introducción a los videojuegos

En la actualidad los videojuegos representan la puerta de entrada a las TIC, los niños adquieren la capacidad de desarrollar habilidades sociales, el interés por la tecnología y el dominio de entornos virtuales (Belli et al., 2013). 

            “Jugar con videojuegos implica poner en marcha muchas de nuestras capacidades y habilidades, necesitamos concentración, atención, control y mucha, pero mucha emoción” (González, 2006).

Antecedentes históricos

Uno de los primeros juegos desarrollados fue el hecho por Alexander S. Douglas en 1952, el cual era una versión computarizada del tradicional tres en raya. Este ejemplo emplea un sistema de coordenadas computarizadas, que se emulaba sobre un ordenador primitivo. En 1958, William Higginbotham creó un programa que podría calcular la trayectoria de un vector, y junto a un osciloscopio fue empleado para realizar un simulador de tenis de mesa. Años después, un estudiante de ITM creó un juego que empleaba los mismos fundamentos teóricos sobre los vectores para realizar un juego gráfico, “SpaceWar”; este juego permitía la interacción de dos jugadores que controlaban la dirección y velocidad de dos naves espaciales que luchaban entre sí.

En ambos ejemplos se demuestra que la invención de los videojuegos está relacionada con los fundamentos matemáticos, puesto que se requieren conocimientos teóricos para lograr finalizar su desarrollo. Así mismo, algunos títulos contribuyen en el enriquecimiento de los conocimientos y agilidad mental de los usuarios sin perder el enfoque lúdico (Serna-Rodrigo & Cardell, 2017).

LAS MATEMÁTICAS DE LOS VIDEOJUEGOS. ECUACIONES LINEALES | El Pixel  Amplificado

Los videojuegos y la educación

Tradicionalmente se considera que los videojuegos pueden ser perjudiciales, en especial para la población más joven. Esta perspectiva es constantemente defendida por la población menos relacionada a las TICS. Sin embargo, se aprecia que la inmersión, y la solución pasiva y activa de problemas facilita adquisición de habilidades como la resolución de problemas y superación de retos, que de otra manera, podrían tomar más tiempo (Núñez-Barriopedro et al., 2020).

 El uso de estrategias como la realidad virtual, enseñanza en espacios 3D, o mediante entornos dinámicos pueden cautivar y facilitar la comprensión de temas complejos como la visualización de modelos 3D del cuerpo humano o el estudio de monumentos que por la distancia sea inviable visitarlos. Así mismo, la elaboración de los planes de estudio con herramientas de Big Data garantiza una enseñanza personalizada (Barriopedro & Vílchez, 2017).

La enseñanza de historia es una tarea compleja, puesto que los estudiantes pocas veces se ven motivados a conocer hechos que sucedieron muchos años atrás. Por lo que se ha normalizado el aprendizaje por repetición basado en la memorización, dejando de lado el pensamiento crítico y la utilización de medios digitales. Estudios recientes afirman que la utilización de videojuegos en un contexto educativo es especialmente útiles para acompañar las clases, no solo motivan, sino también apoyan al fortalecimiento de procesos cognitivos (Evaristo Chiyong et al., 2016).

Call of Duty: WWII y la evolución de la Segunda Guerra Mundial en los  videojuegos

Videojuegos y narración

Durante el desarrollo cognitivo de los niños se aprende que los juegos y las narraciones forman parte del proceso cognitivo y afectivo. Por lo tanto, la propuesta lúdico-narrativa constituye un factor privilegiado para la comprensión e intervención pedagógica (Horacek & Czernik, 2008).

            El paso de juegos tradicionales a los virtuales, suelen verse por necesidad de vivir experiencias más complejas. Algunos juegos presentan realidades completamente distintas a las que se viven normalmente.  La narración del videojuego parte de la utilización del lenguaje verbal y simbólico para representar historias, ejercicios e ideales. La posibilidad de representar un mundo interno, nutrido de la multiculturalidad de los desarrolladores brinda una inmersión narrativa, en la que las emociones y fantasías pueden ser llevadas a cabo  en un mundo de ficción (Horacek & Czernik, 2008).

Se puede evidenciar dicho desarrollo en títulos como “The Last of Us”, que emplean numerosos recursos narrativos para presentar una historia creíble, en la que se muestra lo frágil que puede ser la moralidad en situaciones precarias y la importancia que tiene la resiliencia para afrontar la adversidad. Para generar un compromiso con el jugador, recursos como la banda sonora, la ambientación y las mecánicas de juego brindan una atmósfera enternecedora en la que se puede empatizar con los protagonistas, por tanto, reconocer los ideales que motivan sus acciones en el juego (Anyó, 2021). En numerosas ocasiones veremos como situaciones contradictorias y ambivalentes nos presentan eventos en los que debemos elegir un camino, y cómo este cambia la perspectiva que se tiene del entorno.

The Last of Us Parte 2', análisis con spoilers: estos son los problemas y  virtudes de la segunda mitad del juego

Referencias

Anyó, L. (2021). Ambivalencia emocional en The Last of Us. Las emociones en los videojuegos, entre la complejidad narrativa y la lealtad del jugador. RECERCAT (Dipòsit de la Recerca de Catalunya). https://recercat.cat//handle/2072/449941

Barriopedro, E. N., & Vílchez, E. M. (2017). Estrategias de trabajo colaborativo utilizando Twitter y wikispaces: Innovaciones aplicadas.

Belli, S., UAB, D., & López Raventós, C. (2013). A brief history of videogames. Athenea Digital: Revista de Pensamiento e Investigacion Social. https://doi.org/10.5565/rev/athenea.570

Evaristo Chiyong, I., Navarro Fernández, R., Vega Velarde, V., & Nakano Osores, T. (2016). Uso de un videojuego educativo como herramienta para aprender historia del Perú. RIED: Revista Iberoamericana de Educación a Distancia, 19(2), 35-52. https://doi.org/10.5944/ried.19.2.15569

González, A. V. (2006). Gil,A. y Vall-llovera,M. «Jóvenes en cibercafés». Universitat Autònoma de Barcelona.

Horacek, G. A. E., & Czernik, D. S. L. (2008). La narrativa en los videojuegos: Un espacio cultural de aprendizaje socioemocional. Education in the knowledge society (EKS), 9(3), 46-68.

Núñez-Barriopedro, E., Sanz-Gómez, Y., Ravina-Ripoll, R., Núñez-Barriopedro, E., Sanz-Gómez, Y., & Ravina-Ripoll, R. (2020). Los videojuegos en la educación: Beneficios y perjuicios. Revista Electrónica Educare, 24(2), 240-257. https://doi.org/10.15359/ree.24-2.12

Serna-Rodrigo, R., & Cardell, S. D. (2017). De Tetris a Angry Birds: La matemática inherente a los videojuegos. Universidad de La Laguna. https://riull.ull.es/xmlui/handle/915/6683

Duelo complicado

Palabras clave: Adolescentes, adultos, complejo, complicado, demorado, dolor, duelo, patológico, niñez.

La pérdida de un ser querido impacta en la persona, y la vivencia de esta pérdida se llama duelo. Sin embargo, el duelo es un estado psicológico más no psicopatológico, las reacciones físicas y emocionales deben disminuir luego de seis meses (Echeburúa & Corral, 2001). 

En las clasificaciones psiquiátricas, se habla de un duelo complicado, demorado, complejo o patológico cuando esta aflicción no disminuye en el tiempo, al menos doce meses posterior al suceso (DSM-5, 2014). Se le llama complicado porque se asocia a un desborde emocional, conductas desadaptativas y un estado de aflicción tan intenso como al inicio.  La persona no logra recuperarse ni ajustarse a su vida. 

Existen cuatro subtipos (Horowitz, 1980, en Domingo, 2016):

  • Duelo Crónico: cuando el sobreviviente no consigue concluir satisfactoriamente su duelo y es consciente de esto, su duración es demasiado larga, es extrema.
  • Duelo Retrasado: es un duelo inhibido, pospuesto. La respuesta de la persona frente a la pérdida es suprimida; es negada para no sentir o sufrir; posteriormente, aflora magnificada, quizá producto de alguna otra pérdida. 
  • Duelo Exagerado: la persona lo vivencia con demasiada intensidad, surgen conductas desadaptativas para calmar su dolor y es consciente de ello. Existe un alto riesgo de desarrollar algún trastorno psiquiátrico como depresión, ansiedad, estrés post traumático, entre otros.
  • Duelo Enmascarado: cuando el que la padece, disfraza encubre su dolor con síntomas físicos (enfermedades psicosomáticas) o conductas que le traen dificultades en su funcionamiento, pero que, a diferencia de los otros duelos, no las reconocen, ni son conscientes que están relacionadas con la pérdida.

Existen factores de riesgo que hacen a su sobreviviente vulnerable a vivir un duelo complicado. Experiencias como la pérdida de un ser querido en condiciones inesperadas y traumáticas; que el fallecido cumpliese un rol proveedor en la familia; que su sobreviviente contase una historia de pérdidas acumuladas; que el deudo poseyera antecedentes clínicos psiquiátricos; que no existiese un apoyo familiar percibido; entre otros (Acinas, 2012).

Escultura Niños Cementerio - Foto gratis en Pixabay

En el caso de niños y adolescentes llevan un duelo diferente, el dolor es expresado con su cuerpo y no con palabras, por lo que la ayuda profesional es necesaria. Aquí, se puede dividir el duelo en tres etapas; antes de los seis años, después de los seis años y en la adolescencia.

En el menor de seis años, existe un retroceso en su autonomía, presencia de llanto frecuente y alto en intensidad sin una causa aparente. Aparecen miedos a cosas que antes no las percibía amenazantes, terrores nocturnos, pesadillas, insomnio. Hay pérdida de apetito, baja energía, entre otros. 

Llorar Stock de Foto gratis - Public Domain Pictures

En los niños mayores de seis años, se observa mucho desorden en sus juegos, mucha irritabilidad, expresiones de protesta y comportamientos violentos hacia otros familiares y amigos. Puede que no exprese sentimientos de dolor hacia el ser querido que partió, negándose a pensarlo muerto, o creerlo vivo, guarda sentimientos de culpa.

El aislamiento, sus silencios, no querer juntarse con sus amigos, excesivos actos de colaboración y responsabilidad sobre asuntos de casa, escuela, u otros. Así mismo, estar excesivamente atento al cuidado de un familiar, agredir a sus pares, bajo rendimiento escolar comparado a su desempeño, baja energía y desgano. Presencia de somatizaciones como dolores frecuentes de estómago, cabeza, dolores musculares, etc., son claras señales de su dolor y es una alerta para buscar ayuda profesional.

naturaleza, bosque, gente, blanco, prado, nublado, aire, globo, caña, amor, joven, verde, color, juguetón, Árboles, Niños, chicas, Nubes, niños, divertido, contento, Globos, fiesta, suerte, Adolescentes, adolescente

En el caso de los adolescentes existe una conceptualización más abstracta sobre el duelo, más cercana a la del adulto, y así también sus formas de manifestar su luto. El adolescente puede exteriorizar su dolor con conductas desadaptativas y de riesgo, así como, mal comportamiento frente a la autoridad. Existe mucha ira interior, irritabilidad, culpa, pensamientos suicidas, entre otros. El adolescente buscará a sus compañeros y personas que estén fuera de su entorno familiar para conversar o refugiarse de su propio dolor. El soporte familiar, la psicoterapia individual y familiar se hacen necesarios.

El duelo es una experiencia particular en cada sobreviviente, sin embargo, existen edades como la niñez y la adolescencia que los hacen más vulnerables a desarrollar otro tipo de trastornos, el trabajo psicoterapéutico es necesario para prevenirlo. En los adultos, a pesar de que tienen mayores herramientas para lidiar con la pérdida, el hecho de no mejorar emocionalmente o adaptarse a la ausencia del ser querido los expone a la posibilidad de experimentar un duelo patológico.

Schupp afirmó que las personas que han pasado por un duelo patológico normalmente pierden la confianza en sí mismos y necesitan que se les enseñe a salir de la situación (citado en Yoffe, 2013). 

Finalmente, sea cual sea el ciclo de vida que el sobreviviente esté atravesando, se espera que en el tiempo la persona pueda reincorporarse a su vida, un dolor que en el tiempo no halle consuelo amerita una intervención profesional adecuada.

Referencias

Acinas, P. (2012). Duelo en situaciones especiales: suicidio, desaparecidos, muerte traumática. Rev Dig Med Psicosomát, 2, 1-17.

Domingo, V. V. (Setiembre de 2016). Duelo patológico, factores de riesgo y protección. Revista Digital de Medicina Psicosomática y Psicoterapia, VI(2), 12-34.

DSM-5. (2014). En APA. Madrid.

Echeburúa, E. y Corral, P. (2001). El duelo normal y patológico. En W. Astudillo, E. Clavé y E. Urdaneta (Eds.). Necesidades psicosociales en la terminalidad. San Sebastián. Sociedad Vasca de Cuidados Paliativos. 

Redalyc.org. (15 de marzo de 2013). CRECER CON LA PÉRDIDA: EL DUELO EN LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA. Redalyc.org, 493-498.

Yoffe, Laura. (2013) Nuevas concepciones sobre los duelos por pérdida de seres queridos. Avances en Psicología. 21(2), 129-153.

El plus de los videojuegos

Indudablemente los videojuegos han tenido una ardua batalla contra los prejuicios, todavía hoy un gran porcentaje de la población los toma como un camino hacia la ludopatía o la distracción de lo que es “realmente importante”; pero si solo nos enfocamos en lo malo, no podremos ver lo bueno que pueden aportar.

Si bien el uso exagerado y sin control de los juegos de video puede traer cosas malas como adicción, agresividad y falta de control de impulsos; Tejeiro y Pelegrina del Rio (2008) traen a la luz ciertos beneficios de un uso prudente y controlado:

  • Proporcionan y aumentan el aprendizaje, la salud y las habilidades sociales.
  • Fortalecen habilidades cognitivas, como la navegación espacial, el razonamiento, la memoria y la percepción.
  • Desarrolla y aumenta la lectura.
  • Mejora el ánimo de los jugadores y evita la ansiedad.
  • Mejora la capacidad de recuperación frente a los fallos o equivocaciones, tolerancia hacia la frustración.
  • En los niños: Desarrolla habilidades para resolver problemas, aumento de la creatividad, nivel de atención, concentración, destreza y decisión.

Cuando se empezó la elaboración de videojuegos allá por los años cincuenta, la dinámica y razonamiento eran simples en relación al papel de los jugadores, el primer juego de video fue una versión computarizada del tres en raya; con los años la complejidad fue aumentando y creando mundos cada vez más interesantes y complejos.

Con el paso de los años la dinámica de juego, en muchas ocasiones, fue de buscar o lograr obtener recompensas, lo que nos lleva a un estímulo positivo que nos alienta a continuar jugando, según Velazco (2002), esto es debido a que se nos ha educado a buscar el mejor resultado y a ser el número uno, por lo que los videojuegos suelen darnos esa misma modalidad para poder empoderarnos en el mundo que nos están brindando, sin embargo, existen juegos que desafían esa ideología.

Estos juegos son llamados soulslike que, por su complejidad, no son juegos que un amateur elija como primera experiencia, son intrincados y tienen una ambientación lúgubre, oscura y un tanto terrorífica, la música que recibe al jugador suele dar la sensación de que se está sellando algún tipo de trato con una entidad maligna y que nada será lo mismo después de entrar en aquel mundo.

En el 2020, ESPN Digital hizo referencia a posts de Reddit del año 2014 en los que los usuarios cuentan experiencias de superación y capacidad terapéutica que encontraron en el juego Dark Souls.

Por otro lado, el youtuber Charlie Knight, quien habla sobre este juego y su relación con la Psicología, puntualiza que está diseñado para satisfacer tres necesidades psicológicas primarias que conectan con la teoría de la autodeterminación: motivación intrínseca, competencia y autonomía.

Rodríguez (2022) señala que las personas actúan motivadas por la necesidad de adquirir conocimiento o independencia, crecer y obtener satisfacción psicológica. Las personas necesitan sentir tres estados para un crecimiento psicológico: competencia, dominar tareas y aprender habilidades, conexión, experimentar un sentido de pertenencia, autonomía y sentir que se controla el comportamiento propio y los objetivos.

Entonces, Dark Souls es el espejo del estado psicológico, de lo que la persona siente por dentro; la dinámica del juego comienza con un personaje principal desde el inicio perdedor, extraviado y sin guía, la primera caída se da antes de siquiera terminar el tutorial. En el proceso de intentos y fallos, se da la esencia y brillo del juego, en este mundo siniestro, fallar no es algo negativo, solamente es la oportunidad de levantarse y continuar luchando, regresar a recuperar lo que perdimos y crecer aún más.

Es importante recalcar la libertad que nos otorga para tomar decisiones en cuanto a vestimenta, armas, el tipo de persona que queremos ser, los ítems que decidimos usar y los caminos que seguimos.

Siendo un juego desafiante y que potencia lo antes mencionado de una manera constante, se empieza a intuir, esquivar y enfrentar enemigos y situaciones que nos ponen el peligro, incluso hasta nos ayuda a tolerar la propia frustración. Se desafía al status quo y nos demuestra que siempre podremos levantarnos para volver a empezar.

Referencias

ESPN Digital (2020). Dark Souls, el juego que ayuda a superar la depresión en estos días. https://www.espn.com.pe/esports/nota/_/id/7809916/dark-souls-mejor-videojuego-para-deperesion

Rodríguez, E.M. (2022). La teoría de la autodeterminación. La mente es maravillosa. https://lamenteesmaravillosa.com/la-teoria-de-la-autodeterminacion/

Salas, G. (2014). La psicología de los videojuegos. México: psicogamer. https://psicogamer.com/articulos/la-psicologia-de-los-videojuegos/

Tejeiro R., Pelegrina del Rio M. (2008). La Psicología de los videojuegos, Un modelo de Investigación. Ediciones Aljibe. España.

Universidad Politécnica de Catalunya. Historia de los videojuegos. https://www.fib.upc.edu/retro-informatica/historia/videojocs.html

Velazco, D. (2020). Psicología y videojuegos: “Si solo prestamos atención a lo negativo, solo vamos a encontrar eso en los videojuegos”. México: Muy interesante. https://www.muyinteresante.es/muy-gamer/articulo/psicologia-y-videojuegos-es-imposible-concebir-el-videojuego-como-algo-ajeno-a-nuestra-cultura-361579007513

Introducción a la teoría del color

El color puede ser definido como un fenómeno físico, representación única del espectro de la luz que impacta en los receptores lumínicos, provocando el inicio de un proceso orgánico que finaliza con la creación de imágenes, las cuales son procesadas acorde a las particularidades de cada persona. (Paidotribo, 2019) (Correa et al., 2018).

Revisando a PINK FLOYD - Capítulo V: The Dark Side of the Moon - Rock The  Best Music

La teoría del color tiene como cimiento al círculo cromático, elemento artístico que facilita la matización de colores.  Esta herramienta emplea colores primarios (rojo, azul y amarillo), base cromática con la que se obtiene todos los demás colores;  los secundarios son resultado de mezclar dos colores primarios,  finalmente los colores complementarios resaltan o contraponen la paleta de un cuadro (Téllez Parra, 2020).

Teoría del color: Cómo escoger una paleta de colores coherente

La percepción del color parte por un proceso biológico innato, que, durante el paso de los años va desarrollando preferencias. Estudios realizados en Bogotá, con una población de 561 personas, encontraron una relación significativa entre la edad y la percepción cromática, teniendo mayor dificultad para discernir entre uno y otro en los primeros años de vida, siendo el rango de edad de los 9 a los 18 años la mayor diferencia en la percepción del color, la cual puede ser explicada por los cambios en los niveles hormonales (Correa et al., 2018).

Emoción y sentimiento relacionados al color

Una de las principales disciplinas abocadas al estudio del color es la Psicología, puesto que trata de encontrar tanto los procesos cognitivos relacionados con la percepción,  como la influencia que pueda tener el medio cultural y social (Melgarejo, 1994). La perspectiva del consciente y subconsciente presenta un planteamiento psicológico como una sucesión en la construcción involuntaria de las sensaciones que resultan del momento de apreciación artística.

Las emociones se categorizan como estados de ánimo transitorios, altamente intensos, de duración corta; en cambio los sentimientos poseen una menor intensidad, pero una prolongada influencia en la persona. Por tanto, las primeras radican en un plano inconsciente y los segundos, en procesos conscientes (Hernández, 2020).

El artista tiene la capacidad de transmitir emociones y sentimientos empleando los colores como medio. Tanto la ausencia como la presencia de luz transmiten experiencias únicas y dinámicas. Por ejemplo, tonalidades azules son asociadas al frío, calma y tranquilidad, mientras que las rojas se identifican con intensidad, emoción, e incluso sensualidad (Cañellas, 1979).

Publicidad del color

El estudio del color posee distintas facetas, entre las que se puede apreciar la publicidad. En este medio se buscar resaltar y transmitir emociones específicas que faciliten el posicionamiento de productos, ideas o conceptos; por lo que se requiere establecer paletas que faciliten dicho proceso. Los sistemas de color Pantone o Trumatch incluyen gamas cromáticas de 24 bits, es decir, más de 16 millones de posibilidades (Moreno, s. f.). El uso de medios tecnológicos representan un cambio de perspectiva, puesto que, tras la digitalización de procesos se pierde parte de la subjetividad del matiz en favor de la representación precisa, mediante código RGB.

Como resultado de estudios publicitarios se establece preferencias cromáticas, con las que se puede tener un mayor impacto emocional en las personas que lo ven. Esta situación ciertamente reduce el romanticismo asociado al proceso artístico del diseño. Sin embargo, promueve el estudio científico que tiene el color, no solamente se necesita llamar la atención, sino el crear empatía con el espectador (Lindarte-Soto et al., 2019).

RGB y CMYK: Qué son y cuándo usar cada modo de color - Imborrable

Conclusión

El estudio del color a nivel orgánico se encuentra en proceso de constante descubrimiento, algunos investigadores incluso aseveran que se encuentra en un estado poco desarrollado (Murga, 2019). En cambio se puede afirmar que a nivel psicológico, la comprensión de los efectos que puede tener en las conductas es más notoria, puesto que los avances en el marketing son altamente representativos. La publicación de una campaña publicitaria no puede existir sin considerar el efecto que pueda tener la paleta.

Por otra parte, el estudio de las particularidades culturares que pueda tener la percepción cromática puede ser visto como una herramienta de estudio para la conceptualización de las emociones y sentimientos. Ciertamente la percepción de bueno y malo está sujeto a la cultura y el ambiente, por lo que la interpretación de los colores facilita dicha herramienta.

Referencias

Cañellas, A. M. (1979). Psicología del color. Maina, 35-37.

Correa, V., Estupiñán, L., Garcia, Z., Jiménez, O., Prada, L. F., Rojas, A., Rojas, S., & Cristancho, Y. E. (2018). PERCEPCIÓN VISUAL DEL RANGO DE COLOR: DIFERENCIAS ENTRE GÉNERO Y EDAD. 9.

Hernández, A. (2020, septiembre 22). Descubre la Diferencia entre Emoción y Sentimiento. Hernández Psicólogos. https://www.hernandezpsicologos.es/blog/diferencia-emocion-sentimiento/

Lindarte-Soto, M. S., Mantilla-Contreras, D. K., Roncallo-Lizarazo, J. P., Rojas-Torres, J. J., & Barrientos-Monsalve, E. J. (2019). La pérdida del valor agregado de la psicología del color en el medio publicitario en Colombia. Revista CONVICCIONES, 6(11), 14-22.

Melgarejo, L. M. V. (1994). Sobre el concepto de percepción. Alteridades, 8, 47-53.

Moreno, V. (s. f.). Psicología del color y la forma. Recuperado 14 de diciembre de 2021, de https://www.guao.org/sites/default/files/biblioteca/Psicolog%C3%ADa%20del%20color%20y%20la%20forma.pdf

Murga, D. (2019, diciembre 2). Psicología del color en el marketing. https://repositorio.upeu.edu.pe/handle/20.500.12840/2859

Paidotribo, E. P. (2019). Pintura creativa: Color. Parramón Paidotribo.

Téllez Parra, J. M. (2020). Teoría del Color. https://acervodigitaleducativo.mx/handle/acervodigitaledu/53819

ACT-úa enfrentando el dolor

El pensar en nuevas técnicas que sean efectivas pero también bajo un sustento científico hace que las estás terapias de tercera generación se vayan superando una a una cada vez más, en pro y aras en búsqueda del beneficio del bienestar de nuestros pacientes. 

PERO…¿QUÉ ES LA ACT?

Una de ellas es justamente la terapia de aceptación y compromiso, que implica una serie de ejercicios prácticos para hacer salir el poder y la importancia del daño emotivo, cognitivo y los procesos de comportamiento. Su objetivo es ayudar a las  a cambiar su relación con los pensamientos negativos y emociones que están teniendo sobre sus vidas y en algunos casos están afectando en gran medida a su salud y bienestar.

Esto se aplica generalmente en grupos en los que se utilizan metáforas, ejercicios de visualización y tareas de comportamiento. El número y la duración de las sesiones dependerá en gran medida de las necesidades de los participantes y de los métodos que practica el terapeuta.

La duración total del tratamiento debe ser relativamente corta, sin embargo este factor también dependerá de cada caso.

FUNDAMENTOS

La ACT (Hayes et al., 1999; Wilson y Luciano, 2002; Hayes y Stroshal, 2004) consideran que es un giro radical en el foco de la terapia: por un lado, no se trata de cambiar o reducir los pensamientos, sensaciones, o recuerdos molestos, sino que se busca alterar su función y de generar flexibilidad en la regulación del comportamiento. La terapia de aceptación y compromiso fundamenta sus bases teóricas en emplear la afectación entendida como la capacidad humana de experimentar el aquí y el ahora en los pensamientos y emociones.

Esta capacidad de estar conscientes está unida al compromiso de llevar a cabo acciones acordes con nuestros valores personales así como a las estrategias de cambio necesarias para aumentar nuestra flexibilidad psicológica.

La ACT sostiene que a la base de los problemas psicológicos se encuentran lenguaje que generamos que nos produce pensamientos y sensaciones que vivimos como molestos el hecho de que estos problemas sean principalmente verbales, lo facilita la luchar contra nuestros propios eventos privados y pues estamos en ello a pesar de que con frecuencia los resultados de tales lucha resultan contraproducentes mediante metáforas paradojas y ejercicios experienciales los clientes de la ATC aprenden a contactar con los recuerdos y sensaciones tanto los temidos y evitados como otros que surcan en el presente con esta terapia las  aprenden la habilidad de recontextualizar estos eventos privados, les ayuda a clarificar lo que realmente les importan su vida lo que en el fondo valora y adquieren el compromiso con los cambios necesarios en la acción. La ACT tiene una filosofía de la vida que cuenta con el  humano como una de las condiciones para encontrar soluciones tenemos que pasar por un camino de

AUTOCONOCIMIENTO

El autoconocimiento es una de las cumbres humanas pero también fuente de trastornos el lenguaje negativo, lleva a la hiperflexibilidad característica de algunos trastornos, además se ofrece una alternativa psicopatológica en la figura del trastorno de evitación experiencial. 

La ACT es una innovación terapéutica se proponen desmantelar el sentido común sobre la naturaleza del trastorno y del  promover la orientación a la vida a los valores en vez del ensañamiento contra los síntomas de dar de alta a la persona frente a sus propios problemas, muy por el contrario se busca que los clientes encuentren el significado a su  en el camino de la responsabilidad hacia el modo de vida que persiguen y llegar a aceptar simplemente su condición de seres humanos. El  en el sentido de volver sobre las penalidades de la vida tal como uno las vive y o poner en el presente un  futuro el ser humano aspirando a no sufrir nunca ni por nada ha terminado propiciando sufrir más y por más cosas.

OBSERVACIONES 

La Terapia de Aceptación y Compromiso aunque no es un conjunto específico de técnicas. Hay 6 procesos básicos empleados para establecer la flexibilidad psicológica y  cada una de estas áreas se conceptualiza como una habilidad psicológica positiva para que se eviten o prevengan pensamientos negativos. Esta terapia se centra en los siguientes aspectos: 

  • La aceptación:  como una alternativa  que supone tener en cuenta los eventos dolorosos y experiencias privadas sin tratar de cambiar su frecuencia o por más que se animé a los clientes de la terapia ACT para abrir voluntariamente y dejar ir su lucha interna con estos problemas no deseados en esencia esto puede ayudar a aprender formas de hacer frente a ellos.
  • Función cognitiva: también conocida como la separación emocional se refiere a un conjunto de técnicas que tratan de cambiar las funciones de dichas creencias negativas que afectan a una persona. Procedimientos que pueden surgir incluyendo el fomento de la persona para observar externamente sus problemas no deseados dándole una forma, tamaño, color, velocidad o forma por recontextualización de recuerdos y experiencias incómodas dónde uno mismo puede aprender a relacionarse con ellas de una forma diferente que no implica hacer ningún tipo de valor particular hacia ellos ponerse en contacto con el momento presente. La terapia intensiva a los clientes a hacerse psicológicamente presente, es hacer un esfuerzo consciente para conectar con lo que está sucediendo en el aquí y ahora experimentando el mundo de forma más directa; pensando en hacer su comportamiento y pensamiento más flexible utilizando a menudo como una herramienta para que los pacientes puedan describir los acontecimientos actuales en lugar de predecir y juzgarlos.
  • La auto- observación: la ACT es vista como una combinación de dos partes una parte es el «yo» pensando  responsable en una persona en relación con sus creencias, juicios y fantasías; mientras que la segunda parte de un observador que se ocupa de la atención y la conciencia, esta última es la parte de la mente que permite a cada uno de nosotros  desarrollar habilidades de atención plena en valores.

 Los valores son las cualidades que las  han elegido para vivir y son esenciales para el desarrollo de los objetivos de la terapia existe gran variedad de ejercicios que se utilizan para ayudar a los clientes a elegir una dirección en la vida en diversos ámbitos con la familia y la carrera y la realización de estás por lo general proviene de la capacidad de una persona para seguir a través de los procesos de aceptación de fusión y el contacto en el momento presente las acciones comprometidas.

La etapa final del modelo de terapia ACT consiste en el establecimiento de objetivos concretos que sean consistentes con los valores elegidos de una persona se considera esencial que la persona que toma parte se comprometa a estos objetivos con el fin de fomentar los cambios necesarios para descubrir un mayor sentido de la vida el bienestar y la plenitud. Este proceso consiste en elementos de la terapia conductual tradicional tales como la adquisición de habilidades; métodos que dan forma y la fijación de objetivos, la paradoja es vivir en un mundo más cómodo, más seguro, más preciso, muchísimo menos doloroso y encontrarnos abrumados por el , generado precisamente, por ese mundo diseñado para buscar la felicidad evitando el  consejos vitales:

  1. compórtate de acuerdo con tus valores y luego te sentirás bien en el lugar de primero colocar el sentimiento de bienestar. 
  2. Se asume  que el  es normal y qué es una señal donde el cliente está muy cerca de lo que el cliente le importa.
  3. Se asume que hay más vida en un momento de dolor que en un momento de alegría.
  4. El terapeuta asume con sus pasos que todas las  esperan aspirar a soñar y tienen una vida más amplia más rica y llena de significado quién puede beneficiarse. La terapia de aceptación y compromiso puede ser beneficiosa para una amplia gama de individuos con caracteristicas particulares para alterar la función más que la existencia de pensamientos y sentimientos desagradables.

Siendo especialmente útil para ayudar a hacer frente a problemas como la ansiedad, la depresión y los trastornos obsesivos compulsivos los traumas el abuso de sustancias trastornos de la alimentación e incluso los síntomas psicóticos los elementos de la atención plena de la terapia afecte también son eficaces para ayudar a las  a mejorar su rendimiento deportivo o en los negocios en muchos modelos de entrenamiento y terapia la atención tiende a ser enseñado a través de la meditación, sin embargo la ACT se emplea una gama de herramientas para enseñar estrategias de atención plena diferentes. Esto hace que sea un enfoque más atractivo para los que quieren dominar rápida y fácilmente la atención sin tener que meditar.

Referencias: 

  • Hayes, S.C. (2004). Acceptance and commitment therapy, relational frame theory, and the third wave of behavioral and cognitive therapies. Behavior Therapy, 35, 639-665.
  • Hayes, S.C., Strosahl, K.D., y Wilson, K.G. (1999). Acceptance and commitment therapy. Nueva York: The Guilford Press.
  • Hayes, S.C., y Wilson, K.G. (1995). The role of cognition in complex human behavior: A contextualistic perspective.

También camino sobre el fuego y encanto serpientes

Después del accidente la vida no es la misma. Los tejidos se reestructuran. Donde hubo piel, a veces hay cicatrices. Algunos huesos quedan expuestos y no siempre se encuentra quien los reacomode. Quizás, luego, haya que operar. Es cierto que cuando le ocurre a un niño, él se cura mejor. Todo se regenera más rápido y se adapta a vivir con las secuelas que a veces recuerdan el pasado.

A veces, los accidentes no son físicos, (ninguno es sólo físico) sino, principalmente, internos. Y a veces no son accidentes, sino traumas («golpes») constantes. Contra la identidad, la seguridad, las creencias internas. A esto le llamamos trauma complejo. Cuando la cronicidad normaliza un estado de supervivencia en adultos o niños.

Into the Abyss, Achraf Baznani(2014)

Tal como ocurre en los accidentes físicos, la mente se adapta a las nuevas condiciones (más rápido en niños que en adultos) y construye mecanismos de defensa para evitar más sufrimiento. Por eso, tenemos distintas manifestaciones de «callosidades»: dependen de las características de la «piel» de cada paciente, las predisposiciones genéticas, el tipo de daño, etc. Así como se construye una costra que protege una herida de la contaminación y evita que se extienda mientras está fresca, el cerebro puede construir una costra para sus heridas internas, aislando eventos dolorosos hasta que pase el estado de alerta. Cuando el estado de alerta se prolonga, esta cicatriz se queda de forma permanente protegiéndose y protegiendo al resto de la mente de contagiarse de su dolor.

A este tipo de aislamiento le llamamos disociación. Los estados de disociación son temporales normalmente, y no surgen siempre en forma de «cura» para situaciones dolorosas. También pueden darse por agotamiento como una forma de reducir el gasto cognitivo o simplemente como una capacidad de concentración que aisla la experiencia para lograr más eficacia en alguna tarea. De aquí que el espectro de disociación oscile entre una discontinuidad ligera del proceso de integración perceptiva y la radical disociación en múltiples identidades (varias conciencias de «yo» con experiencias perceptivas, emocionales, sensoriales y de memoria propias).

My small world, Achraf Baznani(2014)

.

Espacio para profesionales:

Las recientes tendencias sobre rasgos transdiagnósticos que plantean un abordaje distinto sobre la clasificación de patologías respecto a la forma clásica de los manuales, postula la posibilidad de considerar la disociación como una clave que refiere también a la «evitación existencial» y que se encuentra presente en patologías muy diversas: trastornos de conducta alimentaria, trastorno obsesivo compulsivo, evitativo, ansioso, fóbico, de estrés postraumático, bipolar, límite, somatomorfo y alexitimia. Además de una buena cantidad de evidencia que estudia esta asociación, la experiencia clínica permitirá percibir un patrón cognitivo común de evitación en estas alteraciones que da origen a obsesiones, desórdenes emocionales, comportamientos compulsivos y descontrolados o aparentes afecciones somáticas.

De aquí también la importancia creciente, por ser eficaz, que toma en las terapias de tercera generación (EMDR, Aceptación y Compromiso, Dialéctico Conductual, Activación Conductual, etc.) la aceptación de las emociones desagradables y su tolerancia a lo largo del proceso terapéutico.

.

Paperman, Achraf Baznani(2014)

La disociación es una forma compleja y útil de respuesta a los eventos traumáticos que puede atravesar una persona. Se presenta con mayor radicalidad y complejidad cuando el trauma es continuo y ocurre en edades tempranas. Esto podría deberse a que los mecanismos de tolerancia al estrés no han sufrido un proceso de maduración gradual y porque la búsqueda de supervivencia se considera superior a la integración de la experiencia. Recordemos que en un niño, la percepción sensorial y su internalización a través de funciones ejecutivas es un proceso desgastante; un adulto posee, en comparación, muchísima más capacidad de inferencia acerca del mundo a partir de la experiencia.

Se trata precisamente de una forma extraordinaria de respuesta al miedo. Tal como encantar serpientes y caminar sobre el fuego. Tan maravillosa es nuestra mente que nos permite atravesar la guerra sin pensar en el dolor para sobrevivir. Los pacientes que han atravesado por trauma; independiente de su edad, condición y la gravedad del mismo; son también veteranos. Las consecuencias son difíciles, y el proceso terapéutico tiene la función de dar a estos superhéroes de su propia historia, la capacidad de controlar su superpoder.

Porque "un gran poder conlleva una gran responsabilidad"
El tío Ben

Referencias:

Peiró (01 de marzo, 2021). Terapias de tercera generación. Economipedia.com. https://economipedia.com/definiciones/terapias-de-tercera-generacion. economipedia.com/definiciones/terapias-de-tercer-generacion.html#:~:text=Las%20terapias%20de%20tercera%20generaci%C3%B3n,en%20sus%20conductas%20y%20sintomatolog%C3%ADa.

Vera (s.f.) ¿Qué son las terapias de tercera generación y cuales hay?. Grulla, psicología y nutrición. https://grullapsicologiaynutricion.com/blog/terapias-tercera-generacion