LAS VENTAJAS DE ANALIZAR EL COMPORTAMIENTO ORGANIZACIONAL

Si se parte del punto de que la principal herramienta del psicólogo es la observación, entonces es capaz de realizar un análisis completo del comportamiento organizacional a un nivel micro y macro

En un primer nivel, el psicólogo puede entender los comportamientos de un individuo dentro de una organización. También comprender la complejidad de las relaciones interpersonales, en las que interactúan dos personas, por ejemplo, dos compañeros de trabajo o un par formado por un superior y un colaborador.

En el nivel siguiente, el psicólogo organizacional puede examinar la dinámica de las relaciones de grupos pequeños, Cuando es necesario que dos grupos o más coordinen esfuerzos, como en las áreas de ventas, los psicólogos se interesan en las relaciones intergrupales que surgen. Por otro lado, es posible observar a las organizaciones como sistemas enteros que tienen relaciones entre ellos, tal es el caso de las fusiones.

Entonces, podemos resumir todos estos análisis en un solo concepto que sería el siguiente:

El comportamiento organizacional es un campo de estudio que analiza las interacciones entre los individuos, grupos y estructura. El propósito de aplicar dicho conocimiento en una organización es mejorar su efectividad,

Alles (2008)

Por ello, es recomendable que un analista del comportamiento organizacional sea principalmente un psicólogo, ya que, como hemos mencionado posee herramientas útiles para tal análisis.

Ahora bien, ¿en que podría beneficiar a una organización el saber este conjunto de datos o información relacionado con el comportamiento? Es una pregunta que se va a responder a continuación:

¿Qué beneficios trae a una empresa analizar el comportamiento organizacional?

Mejora la calidad y productividad

Robbins y Judge (2009) dicen que los gerentes de hoy comprenden que el éxito de cualquier esfuerzo por mejorar la calidad y la productividad debe incluir a sus colaboradores. Éstos no sólo serán la fuerza principal que ejecute los cambios, sino que participarán cada vez más en la planeación de los mismos. El Comportamiento Organizacional ofrece puntos de vista primordiales para ayudar a los gerentes a trabajar hacia dichos cambios.

Fierro (2013) indica que, en la década de 1990, las organizaciones de todo el mundo aumentaron su capacidad en respuesta a una demanda mayor. Las compañías construyeron instalaciones nuevas, expandieron sus servicios e hicieron crecer el número de sus colaboradores. El resultado fue que actualmente, casi todas las industrias padecen de un equipamiento excesivo. Las bodegas sufren por el exceso de supermercados y centros comerciales. Las fábricas de automóviles están en capacidad de construir más vehículos de los que los consumidores compran. La industria de telecomunicaciones está ahogada en deudas por construir una capacidad que le tomará 50 años aprovechar, y la mayor parte de las ciudades y pueblos ahora tienen muchos más restaurantes de los que sus comunidades demandan.

Mejora el servicio al cliente

En la actualidad, la mayor parte de los colaboradores de los países desarrollados trabajan en industrias de servicios. Los ejemplos de estos puestos de servicios incluyen representantes de apoyo técnico, trabajadores en restaurantes de comida rápida, vendedores, meseras o amas de llaves, enfermeras, técnicos automotrices, consultores, representantes de crédito, planeadores financieros y sobrecargos

Robbins y Judge (2009) mencionan que la característica común de estos trabajos es que requieren interacción sustancial con los clientes de la organización. Y como ésta no puede existir sin clientes ya sea que se trate de una empresa de abogados, museo, escuela o institución de gobierno, la gerencia necesita asegurarse de que los colaboradores tengan como principal objetivo la satisfacción del cliente.

Muchas organizaciones fracasan porque sus colaboradores fallan en la satisfacción del consumidor. Por ello, la gerencia necesita crear una cultura de responsabilidad ante el cliente. El Comportamiento Organizacional proporciona una guía valiosa para ayudar a que los gerentes creen dichas culturas, aquellas en que los colaboradores sean amigables, corteses, accesibles, expertos y prestos para responder a las necesidades de los clientes.

Estimula el cambio y la innovación

Robbins y Judge (2009) indican que las organizaciones exitosas actuales deben impulsar la innovación y dominar el arte del cambio, o serán candidatas a la extinción. La victoria será para aquellas que mantengan la flexibilidad, además se enfrenten a sus competidores en el mercado con productos y servicios innovadores.

Por ejemplo, Domino’s llevó a la desaparición de miles de pequeños distribuidores de pizza cuyos dueños pensaron que podían continuar haciendo lo que habían hecho por años. También, Amazon.com está sacando del negocio a las librerías independientes conforme demuestra que es posible vender con éxito libros desde un sitio de Internet.

Los colaboradores de una organización son el ímpetu para la innovación y el cambio. Por ello, el reto para los gerentes es estimular la creatividad de los colaboradores y su tolerancia al cambio. El campo del Comportamiento Organizacional proporciona ideas y técnicas que ayudan a alcanzar estas metas.

Lucha contra lo «temporal»

Con el cambio viene lo temporal. En años recientes se han combinado globalización, capacidad ampliada y avances de la tecnología, para hacer un imperativo que las organizaciones sean rápidas y flexibles si han de sobrevivir. El resultado es que la mayoría de gerentes y empleados actuales trabajan en un clima cuya mejor descripción es “temporal”.

El estudio del Comportamiento Organizacional les proporciona perspectivas que los ayudarán a entender mejor un mundo laboral que está en cambio constante. Les motiva a vencer la resistencia al cambio y ayuda a entender la mejor manera de crear una cultura organizacional que florece en el cambio.

Ayuda a los colaboradores a equilibrar los conflictos trabajo vida

De acuerdo con Fierro (2013), los colaboradores se quejan cada vez más de que la línea entre el tiempo en el trabajo y fuera de éste se ha vuelto tenue, lo que genera conflictos personales y estrés,

Los colaboradores perciben cada día que el trabajo invade sus vidas personales, y esto no les gusta. Por ejemplo, estudios recientes sugieren que los colaboradores quieren realizar funciones que les den flexibilidad en la programación de su trabajo de tal manera que administren mejor los conflictos trabajo-vida. De hecho, hay evidencias que indican que actualmente, para un colaborador la prioridad del balance entre el trabajo y vida personal es mayor que la de la seguridad en el trabajo.

Además, Fierro (2013) menciona que la mayoría de estudiantes de bachillerato y universidad afirman que una meta importante en su carrera es lograr balancear su vida personal con el trabajo. Desean tener “una vida”, como también un trabajo. Las organizaciones que no ayudan a que su personal equilibre su trabajo con su vida encontrarán cada vez más difícil reclutar y conservar a sus colaboradores.

Crea un ambiente de trabajo positivo

Alles (2008) menciona que algunas organizaciones tratan de obtener una ventaja competitiva a través de la creación de un ambiente de trabajo positivo.

Al mismo tiempo, Amorós (2010) señala que se están incrementando las investigaciones en la educación organizacional positiva (también llamada comportamiento organizacional positivo). La cual que se centra en desarrollar fortalezas, estimular la creatividad y desatar el potencial.

Los investigadores del Comportamiento Organizacional Positivo estudian lo que esta bien en las organizaciones. Quedando obsoleto un análisis del comportamiento organizacional donde se identificaba lo que esta mal en la empresa y sus colaboradores.

Por ejemplo, los analistas del comportamiento organizacional positivo han estudiado el concepto llamado “el mejor yo reflejado”, el cual se trata de pedir a los colaboradores que piensen en situaciones en las que estuvieron en su “mejor momento personal” a fin de entender cómo aprovechar sus fortalezas. Estos investigadores afirman que todos poseemos los recursos para alcanzar nuestras metas, pero que con demasiada frecuencia nos concentramos en nuestras limitaciones y muy rara vez pensamos en la forma de utilizar nuestras fortalezas.

Por último. el presente artículo tiene por finalidad que en el campo de psicología organizacional, existen temas que puedan ayudan a contribuir a que las funciones del psicólogo dentro de una empresa no sólo se relacionen a los procesos de selección y capacitación.

Tal es el el caso del análisis del Comportamiento Organizacional, ya que, se ha visto que tiene múltiples beneficios. Y desafía a las organizaciones para que piensen en el modo de aprovechar las fortalezas de sus trabajadores en lugar de sólo lamentarse de sus limitaciones.

REFERENCIAS

  • Alles, Martha (2008). Comportamiento Organizacional: Como lograr un cambio cultural a través de gestión por Competencias. Buenos Aires: Granica
  • Amorós, Eduardo. (2010). Comportamiento Organizacional: En busca del desarrollo de Ventajas competitivas. Perú: USAT
  • Dailey, Robert (2008). Comportamiento Organizacional. Gran Bretaña: Edinburgh
  • Fierro Ulloa, Isidro (2013). Comportamiento Organizacional Positivo: Implicaciones para la organización actual. Revista Saber, Ciencia y Libertad.  Vol. 8: 104 – 120
  • Robbins, Stephen y Judge, Timothy (2009). Comportamiento Organizacional. México: Pearson Educación

Happy Marketing: Regalando Sonrisas al Consumidor

Coca Cola, es una marca reconocida por el 94 % de personas a nivel mundial. Y aquí surge la siguiente pregunta: ¿Cómo es que Coca Cola logró posicionarse como líder en el mercado? La respuesta está en que sus campañas publicitarias se han nutrido de la psicología positiva. A esta estrategia de marketing se le conoce como “Happy Marketing” o “Marketing de la Felicidad”.

Al ver que estas estrategias han funcionado de forma óptima otras marcas han optado por relacionar sus productos o servicios con el concepto de felicidad como un camino para posicionarse en la mente del consumidor.

La psicología positiva es un tema amplio por explorar y es tan versátil, que el enfoque de ver el lado positivo de la vida, ha sido aplicado en diversos ámbitos. De hecho, este enfoque ha llegado a observarse en estrategias de marketing, en las cuales se han logrado establecer una relación cálida y cercana con el consumidor.

Es así que, el presente artículo se basa en analizar a la empresa pionera en el uso de esta estrategia: Coca Cola. En especial, se ha observado en los últimos años que sus campañas publicitarias buscan regalar chispas de felicidad y por unos instantes regalar una sonrisa en el consumidor.

Marketing Emocional

Hoy en día, el marketing está explorando un área del consumidor, que antes no había sido investigada: Y es el hecho de que el consumidor al escoger determinado producto o servicio esta motivado por aspectos relacionados a la parte emocional del ser humano.

Así, el objetivo del marketing emocional es crear una relación con la cliente basada en la emoción. De tal forma que el consumidor siente que está ganando un valor agregado intangible al adquirir el producto o servicio. Además, el desarrollo del neuromarketing ha contribuido a que las marcas entiendan que el comportamiento del consumidor está motivado por rasgos emocionales.

Por otro lado, implicar la emoción en la publicidad coloca al consumidor en una relación horizontal, en vez de una vertical. Ya que, “la emoción en un contexto empresarial puede definirse con una palabra: confianza. Hablamos de confianza, no sólo en los productos o servicios sino en la propia empresa” (Fernández y Chiesa, 2003).

La lealtad del cliente no sólo se consigue con cubrir sus necesidades, el punto es que el empleador se sienta bien cuidado. “Nada hay más arraigado en nuestro cerebro que una un recuerdo con un vínculo emocional duradero” (Fernández y Chiesa, 2003).

Incluso se debe tener en cuenta que las mismas empresas saben que los líderes que son emocionalmente inteligentes, generan un ambiente de satisfacción en sus trabajadores a su vez ellos venden el producto con ese mismo valor agregado. Lo cual todos los consumidores se benefician del mismo componente emocional.

Los nuevos líderes del mercado serán los que incluyan el aspecto emocional en sus planes publicitarios. Es así que una rama de la psicología que da énfasis en la inteligencia emocional del ser humano es la psicología positiva.

Una breve revisión de la Psicología Positiva

La psicología positiva es un término creado por Martin Seligman en 1998, con el fin de ver al ser humano como un ser capaz de alcanzar su propio bienestar. Es importante, mencionar que este enfoque no excluye sanar las heridas del pasado para que un ser humano obtenga salud psicológica, sino que se centra en la búsqueda del bienestar humano y su excelencia (Domínguez e Ibarra, 2017).

Además, de acuerdo con Savchak (2019): “los elementos psicológicos responsables directos de nuestro bienestar (y, por lo tanto, de nuestra felicidad) son: la resiliencia, el mantener relaciones humanas positivas, el humor, la inteligencia emocional, la generosidad y la empatía”.

¿Qué elementos de la Psicología Positiva encontramos en el Marketing?

Felicidad

De acuerdo con la RAE la felicidad es: «un estado de grata satisfacción espiritual y física». 

Por otro lado Seligman, citado por Savchak (2019), para que la felicidad perdure es necesario: “cultivar las emociones, la capacidad de compromiso, las relaciones interpersonales positivas, la búsqueda de significado en nuestra vida y tener objetivos que le den sentido y orientación a nuestra existencia”.

Resiliencia

El concepto de resiliencia hace referencia a la capacidad de sobrellevar las dificultades. Que se debe entender que las situaciones difíciles son parte de la vida. Las personas que son resilientes se caracterizan por tener mayor apertura a nuevas experiencias, son empáticas, optimistas y entusiastas.

Humor

Reír genera efectos positivos en la salud, ya que ayuda a reducir la ansiedad y el estrés. Cabe mencionar, que es preferible usar un humor positivo donde se evite reírse a costa de los demás.

Empatía

Entender a los demás, permite establecer relaciones interpersonales saludables. Parte de la empatía es la escucha activa y la comprensión. También, se puede usar las propias fortalezas para ayudar a los demás.

Fluir

La idea de este concepto es concentrarse en la realización de la tarea más que en los resultados. Es decir, hace referencia que uno debe disfrutar lo que hace.

Coca Cola y el “Happy Marketing”

Coca Cola ha elaborado el concepto de felicidad con las vivencias positivas de cada persona. Las frases de Coca Cola transmiten un mensaje positivo. Así encontramos en sus comerciales se observan imágenes de vivencias reales, con personas que comparten momentos de felicidad.

Coca cola transmite la felicidad en tres niveles

1. A nivel de su propio producto

2. Estado activo: Las personas se mantienen activas a través de sus propios proyectos personales

3. Compañía: Siempre se encuentran las personas desarrollando su actividad en conjunto

Colección Personal de Osos Polares de Coca Cola

También se destaca las experiencias relacionadas con crear un momento feliz en los consumidores. Tal como lo demuestran los dos ejemplos: Máquina de la felicidad y Máquina de los abrazos.

Campaña de 2012
Abrazos en vez de monedas

Conclusiones

Todos buscamos la felicidad, es una meta que buscan todas las personas y relacionar las marcas con conceptos importantes de la psicología positiva, generan en los consumidores preferencia y afecto por el producto o servicio que la empresa ofrece.

En una sociedad donde existen los vacíos emocionales, que una marca dedique un tiempo para transmitir mensajes positivos, obtiene el “engagement” o la conexión que tanto se busca en el consumidor. Es más Quiñones (2013) afirma: “Si una marca instaura en la vida de las personas será más difícil de olvidar”.

Estas marcas buscan conectar con el niño interior que está olvidado, porque su objetivo es que la persona se dé la oportunidad de sonreír unos minutos.

Referencias

Domínguez, R. e Ibarra, E. (2017). La Psicología Positiva: Un nuevo enfoque para el estudio de la felicidad. Razón y Palabra, 21(96), 660-879. Recuperado de:

https://www.redalyc.org/pdf/1995/199551160035.pdf

Fernández, A. y Chiesa, L. (2003). Marketing Emocional: La conquista del Corazón. Mk: Marketing + ventas, 184, 34-45. Recuperado de:

https://soluciones-administrativas7.webnode.com.co/_files/200000007-8db5b8fa6b/Marketing%20Emocional.pdf

Quiñones, C. (24 de abril del 2013). Happy Marketing: Psicología positiva para las marcas. Gestión. Recuperado de:

https://gestion.pe/blog/consumerpsyco/2013/04/happy-marketing-psicologia-pos.html/?ref=gesr

Real Academia Española: Diccionario de la lengua española, 23.ª ed., [versión 23.4 en línea]. <https://dle.rae.es> (18 de abril del 2021)

Savchak, V. (2019). Happy Marketing: La psicología positiva en las marcas y su efecto en el consumidor (tesis de pregrado). Universidad Pompeu Fabra, Barcelona, España. Recuperado de:

https://repositori.upf.edu/handle/10230/44106