Lapadula y el nacionalismo tribal

Hubo un tiempo en el que Gianluca Lapadula fue uno de los futbolistas más resistidos por los fanáticos peruanos, una época en el que varios hinchas de la blanquiroja no lo querían dentro del seleccionado patrio y el solo mencionar su nombre en alguna noticia provocaba el fastidio de algunos. Así es, por un lapso de tiempo, la inclusión del atacante italoperuano fue motivo de polémica allá por el 2015, cuando las páginas de los medios deportivos nacionales fijaron su mirada en la Serie B de Italia.

Silvio Valencia protagonizaba una de las primeras controversias relacionadas a Lapadula (Fuente: América Noticias)

Quien descubrió a Lapadula, o mejor dicho, aquellos que se dieron cuenta que Gianluca Lapadula podía jugar por Perú por su ascendencia materna, fue el portal llamado “Embajadores Criollos”, una página web de compatriotas amantes del balompié peruano encargados en la tarea de comunicar noticias relevantes de los jugadores peruanos en el extranjero. Aquel 2015, Gianluca Lapadula empezaba a hacerse un nombre en la segunda división italiana debido a que era el máximo goleador de su torneo y porque su equipo se encontraba con grandes chances de conseguir el ascenso a la primera división de ese país.

Usuario de Twitter expresa su inconformidad con la posible convocatoria de Gianluca Lapadula

En aquel entonces era muy extraño que algún jugador peruano presente tan buenos números de manera tan regular, por lo que pronto se impulso su convocatoria a la selección blanquirroja. Sin embargo, no todos estuvieron de acuerdo, un sector de la población no veía con buenos ojos que “un italiano” que en su vida ha estado tan siquiera en Perú vaya a vestir los colores del combinado patrio, el argumento mas o menos era el mismo, debíamos dejar de ver opciones afuera y probar mejor a los jóvenes del medio local, en palabras mas familiares “primero lo nuestro y después el resto”.

Es esa época en la que incluso Ricardo Gareca, el técnico de la selección viajo a Italia para establecer los primeros contactos con el atacante del Pescara, Lapadula declinaba la oferta del Perú, para tentar mas adelante alguna oportunidad con la selección de su país natal. Esta decisión no cayó para nada bien en el sector que apoyaba su convocatoria y en cambio contribuyó con sus detractores.

Los años continuaron pasando y luego de una serie de sucesos, incluida la épica clasificación a un mundial luego de 36 años, el fanático peruano parecía haber olvidado todo lo referente al caso Gianluca Lapadula, quien aún se encontraba jugando en Italia. Pero algo sucedió que hizo que se retomen las discusiones sobre “Lapagol”, Paolo Guerreo delantero y nuestro capitán histórico no iba poder estar presente en las primeras fechas de las eliminatorias para Qatar 2022, y los reemplazantes no lograban suplir esta ausencia, Jefferson Farfán había sufrido un bajón natural debido a su edad y múltiples lesiones, mientras que Raul Ruídiaz no parecía marcar alguna diferencia en el desarrollo de los partidos.

El nuevo guiño de Gianluca Lapadula a la selección peruana volvió a generar polémica contra el atacante (Fuente: América Noticias)

Otra ventana de oportunidades parecía abrirse para Lapadula, quien luego de no haber corrido con suerte en un cuadro importante como el A.C. Milán y tampoco haber vuelto a ser convocado por Italia fuera de un partido sin trascendencia frente al combinado de San Marino, encontraba en la selección peruana una chance para volver a disputar partidos y logros importantes.

Y ante esta posibilidad los ánimos entre los fanáticos volvieron a caldearse Michael Succar del programa deportivo Al Ángulo mencionó en un episodio del 12 de febrero del 2020, qué “yo como peruano no me voy a sentir representado por un futbolista al que se le tuvo que rogar para jugar”, que un club de fútbol no es igual a una selección. De la misma manera su compañero panelista Pedro García fue un poco más allá con frases como “Lapadula verbaliza bien el español, ¿sabe relacionarse desde el idioma? Sospecho que no.” O también “A Lapadula lo paras en la Javier Prado y no va a entender nada, lo paras saliendo del aeropuerto Jorge Chávez y no va a entender nada” “¿En qué idioma le va a hablar Gareca a Lapadula” “Dudo mucho que Lapadula mal verbalizador del español pueda asociarse con Farfán”

Y aunque trato de congraciarse con los peruanos a través de distintas fotografías o gestos. La opinión publica estaba volcada en contra suya, se hacían ecos como “Ni siquiera habla bien el español…” o “Ya nos rechazó una vez…” y un sinfín de argumentos similares referidos principalmente por las nacionalidades del atacante.

Las declaraciones Pedro García levantaron la indignación de algunos usuarios (Fuente: Youtube @MásAlládelGol)

Gianluca Lapadula se hizo de un lugar en la convocatoria, luego de una tramitación de documentos en tiempo record, otra acción envuelta en diversos comentarios por la celeridad de los mismos. Muchos usuarios de Twitter manifestaron su indignación ya que al parecer ellos tendrían que sufrir la siempre exasperante burocracia, mientras que un «empuja pelotas» (en sus propias palabras) obtenía sus documentos de identificación sin mayor problema.

El nacionalismo tribal

Este es un término creado por Martin Simonetta, asociándolo con un sentimiento tribal que presenta como una de sus características el discurso agresivo, que nutre el rechazo a todo lo externo, ajeno o extraño. Esta vigencia se puede evidenciar en múltiples aspectos de nuestra sociedad como el de las campañas de publicidad, en las contiendas políticas y los deportes. Y es que en el fútbol no son ajenas que las diversas contiendas entre clubes que representas a distintas provincias o ciudades, a causa del apasionamiento de los hinchas desvirtúen un poco el sentido de deportividad y se enfrasquen en rivalidades en los que «se está prohibido perder».

Usuarios evidencian su molestia con la convocatoria de «Lapagol» para los partidos contra Chile y Argentina

Volviendo al discurso nacionalista, esta cautiva las emociones más que a la razón de las masas, claro a todos nos gusta ver o compartir el éxito de alguien parecido a nosotros. Esto puede explicarse ya que en los albores de la sociedad humana las personas trataban de formar alianzas o asociaciones que garanticen sus posibilidades de supervivencia.

Tal como señala Joshua White en The Psychology of Nationalism, el nacionalismo tribal se apoya en muchos de los conflictos destructivos que las sociedades experimentan en un momento. Todos los que presentan este tipo de nacionalismo desarrollan creencias y actitudes sobre su propio pueblo y sobre los otros.

Eddie Fleishman, se unía al grupo de periodistas en contra de la convocatoria del Italo-peruano

Y desde el punto de la Neurología, Pedro Bermejo (2015), médico y presidente de la Asociación Española de Nueroeconomía, sostiene que la amígdala cerebral entra en activación frente a todo aquello que nos resulte extraño en comparación a aquello que nos resulte familiar. Esto último apoyado según un estudio de Pedro Lylyk, en la Clínica Sagrada Familia de Buenos Aires en 2014 Lylyk observó que las áreas del sistema Límbico tenía mayor activación en los momentos en las que la selección Argentina tenía mayor cercanía al gol que cuando sucedía lo mismo con selecciones de otros países.

Hoy en día nadie puede dudar que Gianluca Lapadula es el seleccionado que mayor simpatía a despertado en la gente, quienes valoran su buen juego pero por sobre todo la entrega en cada partido. Gianluca ha sabido surcar de buena manera las diversas olas de criticas de la prensa especializada y del pueblo peruano, mismo que hoy se rinde ante el en cada presentación del seleccionado incaico.

Una raza distinta

Es posible que muchos de nosotros hayamos escuchado la expresión «…es que Lapadula tiene una formación diferente» en alguna de nuestras charlas triviales cuando hablamos del actual 9 de la selección, esto sobre todo haciendo referencia a la instrucción que recibió «el Bambino» en las divisiones menores de un club tan importante como lo es la Juventus F.C. de Turín, durante estos años de formación a los futbolistas se les prepara técnica y tácticamente para el deporte.

Sobre esta idea, la preparación en la cantera del club albinegro italiano que recibió Gianluca es abismalmente superior a cualquier proceso de formativo realizado dentro de nuestro territorio nacional, esto puede verse reflejado en la buena condición física y la resistencia a las lesiones de «Lapagol». Pero aparte de esta ventaja física, existe otro elemento importante a tomar en cuenta como lo es la psicología del deportista.

Según menciona E. Apitzsh (1994) los futbolistas a nivel general son bien equilibrados, extravertidos, son competitivos y ambiciosos. Sus procesos superiores están orientados al logro y a la cohesión de equipos, activos y con pocas manifestaciones depresivas. Veamos algunas características en profundidad:

Lapadula, Cueva y Carrillo festejando el triunfo de Perú en los vestuarios (Fuente: Instagram @Trauco92)

  • El perfil del futbolista esta orientado a la extraversión, ya que por lo general son activos. optimistas, impulsivos. Y como lo vimos en Gianluca no le fue difícil encontrar esta especie de complicidad en otro de nuestros futbolistas nacionales como lo son Christian Cueva o André Carrillo.
  • Así mismo el futbolista profesional debe de contar con estabilidad emocional o serenidad al momento de enfrentar los partidos, ya que alguna exacerbación al momento de conducirse en el trámite de un partido podría generar que se le expulse, perjudicando al resto de compañeros.
Tras su primer gol: Gianluca Lapadula expresó su felicidad con una foto del  recuerdo | Copa América | nczd | DEPORTE-TOTAL | EL COMERCIO PERÚ

Gianluca casi ni festejo su primer gol con la selección peruana pues aún nos encontrábamos perdiendo 2-1 ante Ecuador.

  • Por último los deportistas deben de conducirse con responsabilidad que indica una tendencia a ser ordenado y orientado a la búsqueda del logro conjunto. Muchas veces nuestro 9 actual, ha preferido realizar una asistencia antes que tentar marcar, en todas estas veces Gianluca a decidido sobreponer el éxito grupal a alguna conquista personal.

La personalidad de un delantero

Si bien ya mencionamos la características de los futbolistas en general, M. Vallejo (s.f.) formularia la tesis que se pueden encontrar rasgos psicológicos específicos de deportistas según el rol que desempeñan los futbolistas en sus equipos. Bajo esta concepción, los delanteros se caracterizan por ser más sistemáticos, organizados, perfeccionistas y eficientes. Están en la constante búsqueda de maneras seguras de concretar las jugadas de elaboración.

Son simpáticos socialmente y se establecen buenos vínculos con los demás jugadores, sin embargo son los menos motivados a satisfacer primero las demandas de los demás. Siendo una posición determinante en el resultado final, muchas veces la indecisión generaría problemas en la eficacia del delantero, por lo que se les suele considerar como la posición que menos pases debe generar a los compañeros a no ser que la situación lo exija.

Imagen

Lapadula lamentándose, tras haber fallado una oportunidad para marcar frente a Brasil

Estos jugadores se mueven y actúan frente a intereses individuales como la motivación para el perfeccionamiento de sus habilidades personales. Son bastante exigentes consigo mismos, manteniendo su autoestima alta para que el entorno les conforte. Cuentan con confianza y seguridad en sí mismos, tratando de lograr en todo momento la satisfacción de sus metas.

La cuenta oficial de la Copa América publicaba esta imagen con Gianluca Lapadula como uno de los protagonistas.

Para terminar no puedo sino suscribirme a las palabras mencionadas por el panelista de Exitosa Deportes, Silvio Valencia quien el 2015 sería víctima también de polémica cuando fue participe de una acalorada discusión con el ex seleccionado Johan Fano, en la que Valencia mencionaría una de las frases peruanas mas recordadas de la década pasada «Respete a Lapadula».

En su momento Silvio V. fue objeto de burlas en las redes sociales. Si bien sus expresiones no fueron dichas de la mejor manera, pedían respeto por alguien que pese a que ha nacido en otro país y que tal vez le sea familiar más la lasagna que el pollo a la brasa o la Torre de Pisa a Machu Picchu, no deja de ser un compatriota, y aunque no fuera el caso, es una persona más como cualquiera de nosotros, mereciendo la misma consideración. Así que, sí, respetemos a Lapadula y a todos en general, que este partido lo sacamos adelante juntos.

Referencias

Vallejo, M. (s.f.). La personalidad de un futbolista según su posición en el campo. Psicología y Mente

Apitzsh, E. (1994). La personalidad de un jugador de fútbol de élite. Revista Psicológica del Deporte.

Simonetta, M. (2018). La psicología del nacionalismo tribal. elcato.org

Velasco, P. (2015). Quiero tu voto: Cómo nos manipulan los políticos. Lid Editorial.

Jul Axel Quispe Incarroca

Estudiante de la Escuela Profesional de Psicología en la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco. con Certificados en cursos de competencias de empleabilidad y liderazgo por el Campus Virtual Romero. Estudios de formación de Interprete de Lengua de Señas Peruano por la plataforma virtual de PsicoUne. Fui voluntario del Centro de Emergencia Mujer en la Comisaría Distrital de Santiago, Cusco. Aficionado a la lectura, y ahora como escritor de este publicaciones no puedo evitar recordar las palabras de H.L. Mencken (1953) "vivir la vida de los reyes."

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *