DÍAS GRISES QUE ENTRISTECEN: DEPRESIÓN DE INVIERNO

“Las bajas temperaturas que se inician en otoño y continúan en la temporada de invierno, podrían presentarse por debajo de lo normal durante la noche en la sierra sur occidental del país”

Fuente: La República, 2021

A fines del mes de abril de este año, el Senamhi anunciaba que se acercaba un invierno intenso. Al leer la noticia no puede evitar sentir tristeza y es que una de mis estaciones menos favoritas del año es el invierno. No me gusta los días invernales, porque hay menos sol, y los colores de la naturaleza se tornan grises.

Cada vez que pienso en el invierno, se me viene a la mente la imagen del Invierno retratado en una de las Fábulas de Esopo:

Yo soy el rey del mundo – dijo el Invierno-. Prohíbo levantar los ojos y ordeno dirigir la mirada al suelo. Hago temer a los hombres y les obligo a quedarse en casa.

El Invierno y la Primavera (Fábulas de Esopo)

De este extracto de la Fábula “El Invierno y la Primavera”, notamos que el invierno se siente orgulloso de hacer que los hombres se resguarden en sus casas y de obligarlos a paralizar sus actividades. Además, el Invierno sabe que con su llegada borra toda alegría del corazón de los hombres, así lo menciona Primavera:

Con razón – replicó la primavera – los hombres se alegran cuando te vas. En cambio, hasta mi nombre les parece bello. Y cuando parto, guardan mi recuerdo, recibiéndome alborozados a mi retorno.

El Invierno y la Primavera (Fábulas de Esopo)

Efectivamente, cuando llega el invierno todo se torna más oscuro, incluso los días tienen menos horas de luz y solamente deseas buscar un refugio de ese frío que cala hasta tus huesos. Para esos días friolentos las actividades al aire libre no son una opción.

¿Qué es la Depresión de Invierno?

Cuando una determinada estación del año afecta el estado de ánimo se le conoce como Trastorno Afectivo Estacional (TAE) y fue definido por primera vez en los ochenta por el Norman Rosenthal (Loreiro, 2006).

En una entrevista a la Dra. Katherine Gonzáles en CNN, menciona que el Trastorno Afectivo Estacional es un subtipo de depresión que se presenta en determinadas épocas del año.

El DSM – V reconoce al Trastorno Afectivo Estacional y menciona que el TAE presenta dos causas una es ambiental (clima, social y cultura) y otro es la genética. De acuerdo, con las investigaciones se sabe que se comparte este trastorno con familiares de primer grado, por lo tanto, el TAE es hereditario (Gatán y otros, 2015).

Por otro lado, al Trastorno Afectivo Estacional se le conoce como Depresión de Invierno, ya que, según las estadísticas en estos días grises aumentan los casos de depresión.

Así el director del MINSA menciona que los casos atendidos de depresión “superaron en 13.85 por ciento a los de verano. La progresión se ha hecho cada vez más intensa cuando el invierno ha sido más acentuado”.

¿A qué se debe ese desgano en Invierno?

Sucede que, en la época de invierno, hay menos exposición a la luz solar, lo cual provoca que haya una alteración a nivel cerebral, en especial en la producción de dos hormonas: melatonina y serotonina.

La melatonina, tiene como función regular los ciclos de sueño según la iluminación del medio ambiente. Por ejemplo, los osos durante el invierno producen más melatonina para poder gastar menos energía, de esa forma es que logran disminuir su actividad motora y duermen más periodos de tiempo.

La serotonina equilibra la temperatura del cuerpo con la actividad motora, así como se encarga de regular el sueño y apetito. En invierno, la producción de serotonina disminuye, y la melatonina aumenta su producción.

¿Cómo saber si tengo Depresión de Invierno?

Sí se quiere saber si se padece de dicho trastorno es necesario acudir a los criterios diagnósticos mencionados en Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5 (2014):

A. Ha habido una relación temporal regular entre el inicio de los episodios de depresión mayor en el trastorno de depresión mayor y un momento del año particular (p. ej., en otoño o invierno).

B. Las remisiones totales (o un cambio de depresión mayor a manía o hipomanía) también se producen en un momento del año característico (p. ej., la depresión desaparece en primavera).

C. En los últimos dos años, se han producido dos episodios de depresión mayor que demuestran la relación estacional definida más arriba y episodios de depresión mayor no estacional durante el mismo período.

D. El número de episodios de depresión mayor estacionales (como se han descrito más arriba) supera notablemente el de episodios de depresión mayor no estacionales que pueden haber sucedido a lo largo de la vida del individuo.

Asimismo, se consideran los siguientes síntomas:

  • Dificultad al levantarse
  • Energía disminuida
  • Preferencia y toma de comidas con alto porcentaje de carbohidratos
  • Aumento marcado de apetito
  • Ganancia de peso
  • Dificultad en la concentración
  • Disminución de la libido
  • Aislamiento social progresivo
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Irritabilidad

Recomendaciones

Si eres de las personas que al leer el artículo ha logrado identificar con los síntomas de la depresión de Invierno, es necesario acudir a terapia para que esta sensación de angustia que crece cada vez que estamos frente a esos días invernales pueda disminuir. También, es importante tomar baños a la luz del sol, es decir, aprovechar al máximo las horas con luz para realizar actividades al aire libre.

En los últimos años hay un tratamiento que ayuda a combatir esta depresión estacional y se trata de la fototerapia, que es la exposición a una luz blanca artificial por determinadas horas.


REFERENCIAS

Asociación Americana de Psiquiatra (2014). Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5. Washington DC, Londres: American Psychiatric Publishing

CNN en Español. (20 de noviembre del 2020). Como la falta de luz del día está ligada a la depresión. https://www.youtube.com/watch?v=kRUXeiBdZVI

Gatón, M., González, M. y Garivia, M. (2015). Trastornos afectivos estacionales, “Winter Blues”. Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría, 35 (126). Recuperado de: https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0211-57352015000200010&script=sci_arttext&tlng=en

Loreiro, A. (2006). Tristeza Invernal: todo lo que necesita saber para combatir el trastorno afectivo estacional. Revista Internacional de Psicoanálisis, 23. Recuperado de: https://www.aperturas.org/articulo.php?articulo=0000409

MINSA. (2013). Se le conoce como depresión de invierno, N°4. Recuperado de: https://www.minsa.gob.pe/portada/prensa/boletines/boletinminsa5/pag2.html

Pari, D. (Abril 22, 2021). “Se viene frío intenso en Arequipa y Moquegua”. La República. https://larepublica.pe/sociedad/2021/04/22/se-viene-frio-intenso-en-arequipa-y-moquegua-lrsd/

PUCP. (03 de julio de 2014). ¿Por qué nos deprimimos en invierno? Recuperado de: https://puntoedu.pucp.edu.pe/noticia/trastorno-afectivo-estacional/

Fabiola Castro Enrique

Licenciada en la carrera de Psicología, de la Universidad Femenina del Sagrado Corazón. Con diplomado en Estimulación Temprana y Terapia de Juego. Como parte de mi experiencia profesional he trabajado en el área de recursos humanos desde el momento en el que egresé. Trabajé en entidades financieras y en empresas del rubro industrial. De forma paralela he llevado cursos orientados al área educativa – clínica con el fin de poder ser acompañante terapéutico. Por último, considero importante difundir más literatura que aborde temas psicológicos, ya que la sociedad necesita sanar a nivel bio-psico-social-espiritual.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *