Stephanie Alison Fernández Guerra

Soy estudiante de Psicología de la Universidad Continental. Me interesan las áreas de pareja, familia y adolescencia; así como los temas de bioneuroemoción y descodificación. Me gustan el arte y el baile; y su influencia en la Psicología.

Eliminando la estigmatización de la esquizofrenia

«El que sabe quién es, no necesita demostrar nada a nadie, puede aceptar los designios que le da la vida con dignidad, consciente de que todo tiene una respuesta, y aprende, poco a poco, a ser benevolente consigo mismo, y entiende que ello, no le hace menos persona»

Empiezo el artículo con esta entrada, para motivar a las personas con esquizofrenia.

¿Qué es estigmatizar? Es hacer sentir a una persona, o un grupo de personas, como si fueran seres inferiores, o inútiles; es rechazar a una persona, en la ignorancia, cuando no se tiene un conocimiento amplio de la condición.

La esquizofrenia es muy diferente que un estado como la depresión o la ansiedad, donde uno tiene la batuta y el poder de mejorar sus pensamientos e ideas. En la esquizofrenia se libra una lucha constante contra una serie de pensamientos que llegan, a veces, sin explicación a atormentar al individuo; ellos no lo buscan. Una explicación médica es que su cerebro tiene malas conexiones sinápticas que -se cree- los hace proclives a alucinar

Lamentablemente, los medios de comunicación transmiten una idea equivocada del trastorno; aluden a que son personas que pueden tener comportamientos violentos y cometer crímenes, tales como la violación y el asesinato, pero ello sucede en una ínfima cantidad de casos, y muy estudiados.

Ilustración 1: delirios

Causas de los trastornos esquizofrénicos:

Se estima que la predisposición a padecer esquizofrenia es del 1 % de la población en general; si se tiene un familiar de primer grado con el trastorno, la probabilidad es de 10 %, y si ambos padres tienen esquizofrenia, el porcentaje es de 40 %. Vemos que el factor hereditario es importante, pero no determinante (Rebolledo Moller, 2008).

Algunos clínicos destacan que el estilo de comunicación patológica entre padres e hijos que fuese defectuosa, paradójica, contradictoria entre el lenguaje verbal y el no verbal, con ocultamiento de situaciones, y negación de realidades, provocaría el trastorno.

Otras teorías psicológicas acuñan el término “madre esquizofrenógena” (madre productora de la enfermedad), que designa una relación simbiótica en que la madre se vuelve sobreprotectora de su hijo, e impide el desarrollo de su propia personalidad (Rebolledo Moller, 2008).

Síntomas positivos y negativos

Los síntomas positivos tienden a ser productivos, y añaden algo nuevo a la vida psicológica del sujeto:

  • Las alucinaciones (que, usualmente, son voces que comentan su conducta) y los delirios (ideas que no corresponden al consenso social). Existe evidencia científica que afirma que las alucinaciones auditivas podrían ser los propios pensamientos, pero, por alguna mala conexión en el lóbulo frontal, se distorsionan y se perciben como voces externas.  (Rebolledo Moller, 2008).La persona, al pasar por estas experiencias, se siente más vulnerable, y expuesta al juicio de los demás.

Los síntomas negativos:

  • Pérdida de hábitos e intereses. Las personas se pueden aislar y ensimismar, abandonar sus aficiones, mostrarse indiferentes en sus relaciones sociales y afectivas, como una forma de autoprotección, por la inseguridad que serían proclives a pasar en el mundo laboral, y por el estrés ambiental.

Famosos con esquizofrenia:

«La esquizofrenia no hace distinciones, hay personas que alcanzaron fama y dejaron un legado, pero no se vieron exentos de sufrir el trastorno. Entre ellos tenemos a:

Marilyn Monroe: La recordada actriz, cantante, y celebridad que tenia 165 de coeficiente intelectual (cinco puntos por encima de Einstein), padeció de esquizofrenia paranoide; su madre también la tuvo.

Vincent van Gogh: Producto de sus alucinaciones, creo algunos de los cuadros más famosos.

La noche estrellada, 1889

Eduard Einstein (el hijo de Albert Einstein) también tuvo el trastorno.

Listado de sesenta estrategias para afrontar las alucinaciones:

Aquí tienen una lista que profesionales de la salud usan en la Terapia Cognitivo Conductual, para personas con alucinaciones auditivas (Wright, J.H. et al., 2009).

Distracción:

1. Tararear una canción.
2. Hablar con uno mismo.
3. Escuchar música moderna.
4. Escuchar música clásica.
5. Rezar.
6. Meditar.
7. Utilizar un mantra.
8. Pintar.
9. Usar la imaginación.
10. Dar un paseo.
11. Telefonear a un amigo.
12. Hacer ejercicio.
13. Escuchar una grabación de relajación.
14. Practicar yoga.
15. Darse un baño con agua tibia.
16. Llamar a alguno de los profesionales de salud mental que te atiende.
17. Asistir al centro de rehabilitación.
18. Ver la televisión.
19. Hacer un crucigrama o jugar sudoku.
20. Jugar un videojuego.
21. Probar un nuevo hobby o afición.

Focalización

1. Corregir las creencias erróneas (distorsiones cognitivas) de las voces.
2. Responder racionalmente al contenido de las voces.
3. Despedir a la voz, dejar que se marche.
4. Recordarte a ti mismo que nadie más puede oír las voces.
5. Telefonear a un compañero que también oiga voces, y contarle que la voz está activa.
6. Acordarse de tomar medicación antipsicótica.
7. Demostrarte que eres capaz de controlar las voces, provocándolas.
8. Dar a las voces un periodo de diez minutos, en un momento determinado del día.
9. Escuchar una grabación de terapia cognitiva acerca del control de las voces.
10. Utilizar una explicación normalizadora de la experiencia.
11. Utilizar respuestas racionales para reducir la rabia.
12. Hacer una lista de las evidencias a favor del contenido de las voces.
13. Hacer una lista de las evidencias en contra del contenido de las voces.
14. Utilizar la imaginación guiada, para practicar el afrontamiento con las voces de otra manera.
15. Juego de roles, a favor y en contra, de las voces.
16. Recordarte que las voces no son acciones, y que no pueden ser juzgadas como tales.
17. Recordarte que las voces, realmente, no parecen saber mucho.
18. Recordarte que no necesitas obedecer las voces.
19. Hablar con alguien en quien confías, acerca del contenido de las voces.
20. Utilizar respuestas racionales para reducir la vergüenza.
21. Utilizar respuestas racionales para reducir la ansiedad.
22. Utilizar un diario para manejar el estrés.
23. Utilizar un diario para organizar tu tiempo.
24. Planifica tus actividades diarias em la noche anterior.
25. Utilizar un diario de voces.
26. Recurrir al Mindfulness.
27. Prueba ponerte un tapón de oído, primero en la oreja derecha si eres diestro.
28. Subvocalización.

Estrategias esquemáticas y metacognitivas
1. Utilizar técnicas focalizadas en los esquemas
2. Aceptar que las voces pueden ser percibidas por uno mismo.
3. Ser asertivo con la voces.
4. Utilizar un modelo médico/biológico para la explicación de su existencia.
5. Conocer la visión de las creencias mitológicas acerca de escuchar voces.
6. Considerar los aspectos culturales de escuchar voces.
7. Utilizar anotaciones positivas para rebatir las creencias negativas acerca de tu persona.
8. Relacionar los propios valores y creencias con los del resto de las personas.
9. Hacer una lista de tus experiencias positivas en la vida.
10. Hacer una lista de tus logros, amistades, etc.
11. Actuar en contra de las voces (demostrarte que eres mejor de lo que las voces dicen). 

Ilustración 2: confusión mental

Referencias

Wright, J.H. et al. (2009). Cognitive-behaviour Therapy for Severe Mental Illness An Illustrated Guide Kingdom, D. G. & Turkington, D. (2008). Cognitive Theraphy of Schizophrenia. Visto en Listado de 60 estrategia para afrontar las alucinaciones. https://primeravocal.org/listado-de-60-estrategias-para-afrontar-las-alucinaciones/

Rebolledo Moller, S., (2008). Como afrontar la esquizofrenia. España: Grupo Aula Médica .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *